Noticias

Crédito y Caución prevé un aumento de la morosidad en Brasil en un contexto de incertidumbre institucional

La aseguradora prevé que el déficit vuelva a aumentar en 2022 (6,2%) y 2023 (8,3%)

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La polarización social en el marco de las elecciones presidenciales y la actual incertidumbre institucional de Brasil podría pesar de manera negativa en el sentimiento de los inversores, según señala Crédito y Caución, que prevé un aumento de la morosidad en el país latinoamericano.

La aseguradora ha apuntado que la economía brasileña regresó a los niveles prepandémicos en el primer trimestre de 2021. Asimismo, en el segundo trimestre de 2022 el crecimiento interanual del PIB (3,2%) y el consumo (5%) "superó todas las previsiones". Sin embargo, el repunte de la inflación ha provocado un agresivo incremento de los tipos de interés, que alcanzaron el 13,75% en agosto. Aunque la inflación parece haber superado su pico, Crédito y Caución prevé que los recortes de los tipos de interés no se produzcan antes del segundo semestre de 2023, ya que la incertidumbre sigue siendo elevada.

Recomendados

En este contexto, Crédito y Caución augura un crecimiento del 2,6% en 2022, apoyado por el gasto preelectoral y los estímulos fiscales temporales, pero también espera que la expansión económica se desacelere hasta el 0,5% en 2023 por las tensas condiciones crediticias, la menor demanda externa y la mayor incertidumbre política.

Por el lado del consumo privado, que representa alrededor del 60% del PIB, la aseguradora de crédito prevé que solo aumente un 0,4% el próximo año. De su lado, las inversiones fijas se estancarán, ya que los márgenes empresariales se han ajustado por los altos precios de la energía y otros insumos. Debido a este aumento de los tipos de interés y a la ralentización de la economía, Crédito y Caución espera que la morosidad empresarial en Brasil aumente en el cuarto trimestre de 2022 y el próximo año.

Crédito y Caución señala que en lo que respecta al déficit fiscal, que "ya era la principal debilidad económica del país antes de la pandemia", se ampliará "aún más" en 2022 y 2023. La evolución fiscal fue positiva en 2021. El aumento de los ingresos, la retirada de la mayoría de los estímulos fiscales vinculados al Covid y la contención salarial redujeron drásticamente el déficit público al 4,4% del PIB, frente a casi el 12% de 2020.

Sin embargo, Crédito y Caución prevé que el déficit vuelva a aumentar en 2022 (6,2%) y 2023 (8,3%), ya que el 40% de la deuda pública está vinculada al tipo de interés de referencia. En este contexto, la deuda pública escalará hasta el 87% del PIB en 2023.

"Quien quiera que gane las elecciones presidenciales se enfrentará al reto de reconstruir la credibilidad fiscal para reforzar el sentimiento de las empresas y los inversores", señala la aseguradora, que advierte que el país es vulnerable a los cambios en el sentimiento de los inversores, debido a un nivel relativamente alto de flujos de inversión de cartera de no residentes.

Sin embargo, la solidez del sector financiero, las considerables reservas oficiales, las necesidades de refinanciación externa relativamente bajas y el uso de coberturas de riesgo cambiario permiten que el tipo de cambio flexible actúe como amortiguador.

Tags

Lo Último


Te recomendamos