Noticias

Ciencia.-Lagos poco profundos en la corteza de la luna Europa pueden erupcionar

Cualquier penacho o actividad volcánica en la superficie de la luna Europa de Júpiter estaría causado por lagos poco profundos en su corteza helada.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Un hallazgo clave en un artículo publicado recientemente en Planetary Science Journal respalda la vieja hipótesis de que el agua podría potencialmente hacer erupción sobre la superficie de Europa, ya sea como columnas de vapor o como actividad criovolcánica.

Un modelo de computadora empleado para el estudio muestra que si hay erupciones en Europa, probablemente provengan de lagos anchos y poco profundos incrustados en el hielo y no del océano global que se encuentra muy por debajo. La futura misión Europa Clipper de la NASA puede demostrarlo.

"Demostramos que las columnas o los flujos de criolava podrían significar que hay depósitos de líquido poco profundos debajo, que Europa Clipper podría detectar", dijo en un comunicado Elodie Lesage, científica de Europa en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California y autora principal de la investigación.

"Nuestros resultados brindan nuevos conocimientos sobre cómo de profunda podría estar el agua que está impulsando la actividad de la superficie, incluidas las columnas. Y el agua debe ser lo suficientemente poco profunda para que pueda ser detectada por múltiples instrumentos de Europa Clipper".

En la búsqueda de vida más allá de la Tierra, los cuerpos de agua subterráneos en nuestro sistema solar exterior son algunos de los objetivos más importantes. Es por eso que la NASA está enviando la nave espacial Europa Clipper a la luna Europa de Júpiter: hay pruebas sólidas de que, bajo una gruesa capa de hielo, la luna alberga un océano global que podría ser potencialmente habitable.

Pero los científicos creen que el océano no es la única agua en Europa. Con base en las observaciones del orbitador Galileo de la NASA, creen que los depósitos de líquido salado pueden residir dentro de la capa helada de la luna, algunos de ellos cerca de la superficie del hielo y otros muchos kilómetros por debajo.

Cuanto más comprendan los científicos sobre el agua que puede contener Europa, más probable será que sepan dónde buscarla cuando la NASA envíe Europa Clipper en 2024 para realizar una investigación detallada. La nave espacial orbitará Júpiter y utilizará su conjunto de instrumentos sofisticados para recopilar datos científicos mientras vuela cerca de la luna unas 50 veces.

MODELO INFORMÁTICO

El modelo informático de Lesage establece un modelo de lo que los científicos podrían encontrar dentro del hielo si observaran erupciones en la superficie. Según sus modelos, es probable que detecten reservorios relativamente cerca de la superficie, en los 4 a 8 kilómetros superiores de la corteza, donde el hielo es más frío y quebradizo.

Esto se debe a que el hielo subterráneo allí no permite la expansión: a medida que las bolsas de agua se congelan y se expanden, podrían romper el hielo circundante y desencadenar erupciones, al igual que explota una lata de refresco en un congelador. Y las bolsas de agua que brotan probablemente serían anchas y planas como panqueques.

Los depósitos más profundos en la capa de hielo, con pisos a más de 8 kilómetros por debajo de la corteza, empujarían contra el hielo más cálido que los rodea a medida que se expanden. Ese hielo es lo suficientemente suave como para actuar como un colchón, absorbiendo la presión en lugar de reventar. En lugar de actuar como una lata de refresco, estas bolsas de agua se comportarían más como un globo lleno de líquido, donde el globo simplemente se estira cuando el líquido que contiene se congela y se expande.

Los científicos de la misión Europa Clipper pueden utilizar esta investigación cuando la nave espacial llegue a Europa en 2030. Por ejemplo, el instrumento de radar, llamado Radar for Europa Assessment and Sounding: Ocean to Near-surface (REASON), es uno de los instrumentos clave que se utilizará para buscar bolsas de agua en el hielo.

"El nuevo trabajo muestra que los cuerpos de agua en el subsuelo poco profundo podrían ser inestables si las tensiones superan la fuerza del hielo y podrían estar asociados con penachos que se elevan sobre la superficie", dijo Don Blankenship, del Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas en Austin. Texas, quien lidera el equipo de instrumentos de radar. "Eso significa que REASON podría ver cuerpos de agua en los mismos lugares en los que ves penachos".

Europa Clipper llevará otros instrumentos que podrán probar las teorías de la nueva investigación. Las cámaras científicas podrán tomar imágenes en color y estereoscópicas de alta resolución de Europa; la cámara de emisión térmica utilizará una cámara infrarroja para mapear las temperaturas de Europa y encontrar pistas sobre la actividad geológica, incluido el criovulcanismo. Si las columnas están en erupción, podrían ser observables por el espectrógrafo ultravioleta, el instrumento que analiza la luz ultravioleta.

Tags

Lo Último


Te recomendamos