Noticias

Ciencia.-Las estrellas masivas emiten una alerta de supernova

Astrónomos de las universidades de John Moores y Montpellier han ideado un sistema de "alerta temprana" cuando una estrella masiva está a punto de terminar su vida en una explosión de supernova.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Los investigadores determinaron que las estrellas masivas (típicamente entre 8 y 20 masas solares) en la última fase de sus vidas, la llamada fase 'supergigante roja', de repente se volverán cien veces más débiles en luz visible en el últimos meses antes de morir. Este oscurecimiento es causado por una repentina acumulación de material alrededor de la estrella, que oscurece su luz.

Hasta ahora, no se sabía cuánto tiempo le tomó a la estrella acumular este material. Ahora, por primera vez, los investigadores han simulado cómo se verían las supergigantes rojas cuando están incrustadas dentro de estos 'capullos' previos a la explosión.

Los archivos de telescopios antiguos muestran que existen imágenes de estrellas que explotaron alrededor de un año después de que se tomó la imagen. Las estrellas aparecen normalmente en estas imágenes, lo que significa que aún no pueden haber construido el capullo circunestelar teórico. Esto sugiere que el capullo se ensambla en menos de un año, lo que se considera extremadamente rápido.

Benjamin Davies de la Universidad John Moores de Liverpool y autor principal del artículo, dice en un comunicado: "El material denso oscurece casi por completo la estrella, haciéndola 100 veces más débil en la parte visible del espectro. Esto significa que, el día antes de que la estrella explote, probablemente no serías capaz de ver que estaba allí". Agrega: "Hasta ahora, solo hemos podido obtener observaciones detalladas de las supernovas horas después de que hayan ocurrido. Con este sistema de alerta temprana, podemos prepararnos para observarlas en tiempo real, para apuntar los mejores telescopios del mundo". a las estrellas precursoras, y ver cómo se destrozan literalmente delante de nuestros ojos".

El trabajo fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Tags

Lo Último


Te recomendamos