Noticias

Letonia rechaza acusaciones de maltrato de migrantes

HELSINKI (AP) — Letonia rechazó el jueves por “absurdas” las afirmaciones de Amnistía Internacional de que el país está maltratando a los migrantes que tratan de ingresar desde Bielorrusia a la Unión Europea.

El grupo de derechos humanos dijo en un reporte dado a conocer el jueves que las autoridades letonas han rechazado violentamente a migrantes — mayormente de Irak y otras partes del Oriente Medio — de las fronteras del país con Bielorrusia y “someten a muchos a violaciones graves de los derechos humanos, incluyendo detenciones secretas y torturas”.

En comentarios enviados por correo electrónico a la Associated Press, el Ministerio del Interior de Letonia dijo que “no se ha identificado un solo caso” de autoridades letonas “habiendo usado fuerza física o aplicado medios especiales” y que no se ha registrado ninguna queja al respecto.

“No apoyamos los esfuerzos de Amnistía Internacional para equiparar la instrumentalización maliciosa de la migración a la amenaza intencional a la frontera externa de la UE por Bielorrusia, por una parte, con genuinos solicitantes de asilo y personas en una situación vulnerable, por la otra”, dijo el ministerio.

El ministro de relaciones exteriores Edgard Rinkdevics tuiteó que Amnistía “ha perdido credibilidad y este reporte demuestra aún más la degradación completa de la una vez respetada organización de derechos humanos”, al tiempo que su país “rechaza estas acusaciones falsas”.

Una acusación clave en el reporte es que Letonia usa reglas estipuladas bajo un estado de emergencia para suspender los derechos de los migrantes a pedir asilo en áreas fronterizas, lo que “les permite a las autoridades letonas devolver forzosa y sumariamente a personas a Bielorrusia”. Agrega que “decenas de refugiados y migrantes han sido retenidos arbitrariamente en tiendas de campaña en la frontera en condiciones insalubres” y que solamente un pequeño porcentaje de personas son autorizadas a ingresar al país.

Tags

Lo Último


Te recomendamos