Noticias

Estados El Wonder of the Seas regresa al Caribe tras una exitosa temporada en el Mediterráneo Occidental

El barco crucero más grande del mundo, el Wonder of the Seas, regresa a Estados Unidos este domingo en un viaje trasatlántico de 15 días de duración que saldrá del Puerto de Barcelona y hará escala en Palma de Mallorca, Valencia, Cartagena, Málaga, y tras ocho días de navegación llegará al Puerto de Nassau (Bahamas) y Puerto Cañaveral (Orlando).

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El buque regresa así a su puerto de origen tras una exitosa temporada en el Mediterráneo Occidental que ha llevado a la compañía a registrar niveles de ocupación espectaculares sobre todo en los meses de julio y agosto y que ha consolidado al mercado español como uno de los principales para la naviera norteamericana.

La industria crucerística en España está en plena recuperación tras el parón de movilidad provocado por la pandemia del coronavirus. Si bien en este año se ha superado el número de escalas de cruceros previo a la pandemia (2.400), los próximos años 2023 y 2024 se sitúan como los años de recuperación del nivel de pasajeros que en 2019 se acercaron a los 11 millones.

El Wonder of the Seas, quinto miembro de la Clase Oasis, operó esta temporada en Europa con Barcelona y Roma como puertos de embarque, visitando también otras ciudades como Palma de Mallorca (España), Florencia y Nápoles (Italia) y Marsella (Francia). Ahora regresa a Estados Unidos para navegar durante todo el año desde Puerto Cañaveral, Florida, desde donde explorará el Caribe y las Bahamas, así como la isla privada de la línea de cruceros, Perfect Day at CocoCay.

La 'Maravilla de los Mares' es considerada una verdadera ciudad flotante. Sus 363 metros de eslora y 64 metros de ancho con un peso de 236.857 toneladas son propulsadas gracias a seis motores diésel que suman 135.000 caballos de potencia.

El quinto barco de la línea Oasis cuenta con 18 cubiertas y el número más alto de vecindarios en un barco de Royal Caribbean (hasta un total de ocho) ya que una de las novedades es que ha incluido en este barco es el Suite Neighborhood, un barrio de acceso privado y suites de lujo con zonas exclusivas premium.

Además de ser el crucero más grande del mundo, es el más moderno e innovador de la flota de la naviera. Mantendrá este título al menos hasta otoño de 2023 cuando haga su debut el Icon of the Seas, primer barco de la línea Oasis propulsado por Gas Natural Licuado (GNL).

TECNOLOGÍA Y SOSTENIBILIDAD.

La tecnología e innovación dentro del crucero mas grande del mundo no sólo reduce a robots que preparan cócteles en el Bar Biónico, el Internet más rápido en alta mar, o las pantallas instaladas en las cubiertas para guiar e informar a los pasajeros en todo momento.

La tecnología está presente en todos los sistemas de ahorro energético, en la maquinaria instalada para el tratamiento de los residuos y en la Inteligencia Artificial aplicada para mejorar los procesos operativos y cumplir con el compromiso de sostenibilidad de Royal Caribbean.

Dentro del Wonder of the Seas existe una planta de reciclaje que se encarga de separar, compactar y hasta incinerar residuos como cristal, aluminio o cartón e incluso una planta desalinizadora. Además utiliza la Inteligencia Artificial para definir las mejores rutas, consumir menos combustibles, así como medir el consumo de alimentos para evitar desperdicios injustificados.

Atender a 6.988 pasajeros y 2.300 tripulantes en sus consumos y desechos diarios hace que la tecnología para el control del agua, e consumo energético y la gestión de residuos sea esencial en esta ciudad flotante que tiene el tamaño de tres campos y media de fútbol.

Y los pasajeros pueden experimentar toda esta tecnología en la misma palma de su mano ya que el barco cuenta con un aplicación móvil que permite desde realizar el check in online (incluyendo fotografías y documentos que facilitan la identificación), hasta personalizar una agenda para facilitar el movimiento a bordo.

Esta aplicación incluye desde el tiempo que va a hacer en el puerto de atraque, hasta el horario de restaurantes, bares, teatros y discotecas, que se pueden reservar de forma automática, así como todo tipo de actividades, espectáculos o incluso terapias en el spa.

UN PARQUE TEMÁTICO DE 18 CUBIERTAS.

La pequeña ciudad sobre el mar, que ahora navega hacia el Caribe, tiene opciones para todos los públicos y es que en las 18 cubiertas de esta maravilla marina se reparten más 40 opciones gastronómicas de todo tipo (cocina creativa, japonesa, americana, italiana, mexicana, mediterránea, especializada en pescados y mariscos, un bar flotante, otro biónico, un pub ingles, un bar con vistas panorámicas y otro con cócteles junto a la piscina, entre otros).

Este año como novedad se incluye el restaurante Mason Jar que ofrece clásicos de comida sureña americana, platos típicos de Nueva Orleans a ritmo de música folk. Y es que el carácter americano del barco se palma desde la entrada en el sombrero vaquero plateado o el Ford Mustang rojo que da la bienvenida a los viajeros en la Royal Promenade de la Cubierta 5.

La opciones de ocio son infinitas: hay 4 piscinas y 10 jacuzzis, tres toboganes acuáticos de alta velocidad (The Perfect Storm), un parque acuático para niños (Splashaway Bay), 2 paredes de escalada, un simulador de olas de surf (Flowrider), una tirolina de 25 metros suspendida a 10 cubiertas de altura, el tobogán más alto en alta mar (Ultimate Abyss), una pista de atletismo, canchas de baloncesto, campo de minigolf, mesas de ping pong, discotecas silenciosas, una sala de arcade, una pista de patinaje sobre hielo, una galería de arte, un cine, un casino, un gimnasio, un salón de belleza y un spa.

Este año como novedad se incluye el Wonder Playscape donde los niños pueden disfrutar de numerosas atracciones al aire libre en un amplio área de juegos con toboganes y murales interactivos. El barco dispone también del Social 100, un área para adolescentes donde pasar el rato con consolas, músicas y películas y que cuenta con su propio jacuzzi y bar donde les sirven cócteles sin alcohol y helados

Otros de los lugares más queridos por los cruceristas en los barcos de Royal son el famoso Central Park, un jardín al aire libre con vegetación real que se convierte en el pulmón del barco (con 20.000 plantas) y el barrio marinero de Boardwalk, cuya principal atracción sigue siendo el gran carrusel tallado a mano, además de sus tiendas de golosinas, helados y perritos calientes.

Los espectáculos son otro de los puntos fuertes de Royal Caribbean y en el Wonder of the Seas no iba a ser menos. En el crucero más grande el mundo más de 100 artistas ofrecen espectaculares shows entre los que destacan InTENse, un espectáculo acuático de acróbatas y saltadoras de trampolín extremo en el anfiteatro al aire libre AquaTheater; The Effectors II: Crash 'n' Burn, con superhéroes en batalla tecnológica; Ice Spectacular 365, patinadoras internacionales de alto nivel sobre hielo o Tap Factory:Energy Machine que fusiona percusión, acrobacia, hip hop, música, tap urbano y comedia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos