Noticias

António Guterres: El mundo se dirige a un "caos climático"

NACIONES UNIDAS (AP) — El planeta se dirige hacia un “caos climático” irreversible, advirtió el jueves el secretario general de la ONU, António Guterres, quien hizo un llamado a los participantes de la próxima cumbre climática en Egipto para reimpulsar la reducción global de emisiones, mantener los compromisos de asistencia financiera ambiental y ayudar a los países en desarrollo a que agilicen su transición hacia las energías renovables.

Guterres dijo que la 27ma Conferencia de las Partes del Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático —más conocida como COP27— “debe ser el lugar para reconstruir la confianza y restablecer la aspiración a evitar que nuestro planeta caiga por el precipicio climático”.

Dijo que el resultado más importante de la COP27, que comienza el 6 de noviembre en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, será concertar “una voluntad política clara a fin de reducir las emisiones más rápidamente”.

Ello requiere un pacto histórico entre los países desarrollados y las economías emergentes, dijo Guterres. “Y si ese pacto no tiene lugar, estaremos condenados”.

En dicho pacto, los países ricos deben brindar asistencia financiera y técnica para ayudar a las economías emergentes a acelerar su transición hacia las energías renovables, indicó Guterres. También se requerirá el apoyo de los bancos multilaterales de desarrollo y de las compañías tecnológicas.

Guterres señaló que, en las últimas semanas, diversos reportes han pintado “un panorama claro y sombrío” de que las emisiones de gases de efecto invernadero a las que se atribuye el calentamiento global aumentarán a niveles récord en lugar de disminuir 45% para el 2030, como recomiendan los científicos.

El histórico Acuerdo de París adoptado en 2015 para abordar el cambio climático disponía que las temperaturas subieran un máximo de 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit) para finales del siglo en comparación con la época previa a la revolución industrial, y lo más cerca posible a 1,5 °C (2,7 °F).

Guterres dijo que las emisiones de gases de efecto invernadero se enfilan ahora a aumentar 10%, y las temperaturas están en camino de aumentar en hasta 2,8 °C para finales del siglo bajo las políticas actuales.

“Y eso significa que nuestro planeta se dirige hacia puntos críticos que harán irreversible el caos climático y que se viva un catastrófico aumento de temperatura”, advirtió el secretario general.

Dijo que la meta de 1,5 °C “está en terapia intensiva” y “en gran peligro”, pero que todavía es posible alcanzarla. “Y mi objetivo en Egipto es asegurarme de que reunamos suficiente voluntad política para conseguir un avance real de esta posibilidad”.

“La COP27 debe ser el lugar para cerrar la brecha de la aspiración, la brecha de la credibilidad y la brecha de la solidaridad”, dijo Guterres. “Debe regresarnos a la senda de la reducción de emisiones, fomentar la resistencia y adaptación climáticas, mantener el compromiso sobre los asuntos financieros climáticos, y abordar las pérdidas y daños causados por el cambio climático”.

Los países ricos, en especial Estados Unidos, han emitido más dióxido de carbono del que les correspondería, de acuerdo con estadísticas. Las naciones pobres como Pakistán, donde recientemente hubo inundaciones que cubrieron una tercera parte del país, se han visto mucho más afectadas que lo correspondiente a sus emisiones de carbono.

Durante años se ha hablado de las pérdidas y daños, pero las naciones ricas a menudo rechazan negociar detalles sobre pagar indemnizaciones por desastres climáticos pasados, como las inundaciones de este año en Pakistán.

“Ya no hay más tiempo para aplazarlo", manifestó Guterres. "Debemos reconocer las pérdidas y daños, y debemos crear un marco institucional para atender el asunto”.

El secretario general dijo el jueves que “lograr resultados concretos sobre las pérdidas y daños es la prueba de fuego del compromiso de los gobiernos para cerrar todas esas brechas”.

“La COP27 debe sentar las bases para una acción climática más veloz y más audaz ahora y en esta década crucial, en la que la lucha climática global será ganada o perdida”, dijo Guterres.

Tags

Lo Último


Te recomendamos