Noticias

Argentina establece otro tipo de cambio para los turistas

BUENOS AIRES (AP) — En los últimos años, con frecuencia llegaba un momento en que un turista en Argentina de repente se percataba que podría haber obtenido mucho más valor por la moneda de su país si tan sólo hubiera traído dinero en efectivo para adquirir pesos en el mercado no oficial.

En ocasiones, un dólar podía adquirir hasta el doble de pesos en las transacciones informales con dinero en efectivo que la cantidad en pesos que obtendría en compras por medio de una tarjeta de crédito o débito cubierta por la tasa de cambio oficial.

“Uno casi puede escuchar cómo se les va la voz cuando se dan cuenta de esto”, comentó Jed Rothenberg, propietario de una agencia de viajes que se especializa en recorridos a Argentina.

A partir del viernes eso será cosa del pasado, al menos en teoría. El gobierno ha implementado una nueva regulación que le permite a los visitantes utilizar tarjetas de crédito y débito para obtener más pesos que los que da la tasa de cambio oficial.

El viernes, oficialmente un dólar equivalía a 157 pesos argentinos. Pero en el mercado no oficial, al que comúnmente se le llama “dólar blue”, podría valer hasta 285 pesos. Y en el sistema que a partir de ahora usarán los operadores de tarjetas de crédito se ubicaba en 292.

Los operadores informales de divisas se volvieron más ubicuos luego de que en 2019 se implementaron estrictos controles de cambio en un intento de proteger a la divisa local de una aguda devaluación en medio de la elevada inflación del país.

El gobierno tiene esperanzas de que la nueva regulación para las tarjetas de crédito y débito desaliente las transacciones totalmente en efectivo que dejan a los turistas llenos de billetes y por lo tanto más vulnerables a los ladrones, y también frecuentemente no le permiten al gobierno cobrar los impuestos a las ventas que a menudo son ignorados si no hay un rastro electrónico.

Durante años Rothenberg intentó explicarle a sus clientes las diferentes tasas de cambio de divisas en Argentina y las dificultades que los turistas enfrentaban al usar tarjetas de crédito y débito. No siempre le entendieron.

“La gran mayoría de la gente simplemente se siente confundida: ‘¿Quiere usted decir que hay más de un tipo de cambio y que uno de esos puede ser de una diferencia de dos, e incluso tres dígitos?’”, relató.

La nueva regulación no servirá de mucho para reducir las complejidades. Añade otro tipo de cambio a los más de 10 que ya existen en Argentina, un sistema que imposibilita decir cuánto vale un peso.

El gobierno también aplica distintos impuestos a la conversión de divisas extranjeras según el fin que se les dará, lo que deriva en el establecimiento de tasas que tienen nombres coloquiales como el “dólar Qatar” (en referencia al Mundial de fútbol); el “dólar Netflix” para los servicios de streaming, y el “dólar Coldplay”, para la contratación de artistas extranjeros que vengan al país a montar su espectáculo.

La razón por la que nadie puede responder realmente cuánto vale un peso es porque “vale distinto para cada persona”, señaló Martín Kalos, un economista que se desempeña como director en Epyca Consultores, una consultoría local.

“Lo que el gobierno viene haciendo es segmentando el mercado. No hay un único valor, hay múltiples precios dependiendo quién sos o qué operatoria querés hacer”, agregó.

El objetivo del gobierno es tener un peso más fuerte para pagar las importaciones del país con la esperanza de evitar que la inflación empeore. La economía registró una tasa inflacionaria anual de 83% en septiembre.

El gobierno del presidente Alberto Fernández "está implementando unas medidas paliativas, o parches, porque tiene las elecciones de acá a un año”, y cualquier intento por corregir estas distorsiones probablemente provocaría dolor económico que sería costoso en las urnas, agregó Kalos.

Argentina ha pasado por tantas crisis financieras en las últimas décadas que sus ciudadanos desconfían de su moneda, así que los que ganan lo suficiente para poder ahorrar, usualmente lo hacen en dólares o euros.

Incluso los argentinos que saben de economía con frecuencia se confunden.

Cualquiera que no haya recibido subsidios del Estado o que opere en ciertos mercados financieros puede adquirir hasta 200 dólares al mes, pero debe añadir un impuesto del 65% a la tasa de cambio oficial.

Los argentinos que compran artículos en moneda extranjera por medio de sus tarjetas de crédito pagan un excedente de 75% sobre la tasa oficial. Pero eso es siempre y cuando gasten menos de 300 dólares. Si gastan más de eso al mes, el excedente se incrementa a 100%.

Los habitantes del país también pueden adquirir dólares en los mercados financieros a través de operaciones por medio de bonos o acciones, pero pagan un precio en pesos similar al del mercado informal. Ese es el sistema que se puso a disposición de las compañías de tarjetas de crédito el viernes.

Algunos expertos dijeron que tendrán que ver cómo se implementa el nuevo sistema para visitantes antes de saber si alcanzará los objetivos deseados.

Pero si se lleva a cabo bien, el cambio podría ser una gran ayuda para los turistas, dice Rothenberg.

“Ellos sólo usan su tarjeta de crédito, no les importan los detalles”, manifestó. “Si realmente hacen que esto funcione, Argentina podría ser uno de los principales destinos turísticos en unos dos años, especialmente si se toma en cuenta lo caros que están Estados Unidos y Europa en estos momentos”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos