Noticias

La ONU se declara "consternada" por el "aberrante" castigo de los latigazos en público en Afganistán

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se ha declarado "consternada" por las informaciones sobre el uso de los latigazos como castigo público por parte de los talibán desde su retorno al poder en Afganistán, con casos como el ocurrido el pasado miércoles en la provincia de Logar, donde 14 personas fueron víctimas de esta pena "aberrante".

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La ONU denuncia que, en los últimos 12 días, ha tenido constancia de varios casos de latigazos que han involucrado a más de una treintena de personas en todo el país.

Por ejemplo, Naciones Unidas denuncia que un hombre y una mujer recibieron 39 latigazos cada uno por pasar tiempo a solas fuera del matrimonio; o que un menor de edad recibió al menos 60 latigazos por un robo menor, hasta llegar a lo ocurrido el miércoles en Logar, cuando tres mujeres y 11 hombres recibieron entre 35 y 100 latigazos en un campo de fútbol de Logar, acusados de "robo, violar las reglas sociales o mantener relaciones ilegales".

La Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se declarada "consternada por los latigazos multitudinarios en público perpetrados por las autoridades 'de facto' talibán, a las que pide el fin inmediato de esta práctica aberrante" y recuerda que las convenciones internacionales de las que Afganistán es estado miembro condenan el castigo corporal como "una forma de trato o pena cruel, inhumano o degradante".

El líder de los talibán, el mulá Hebatulá Ajundzada, ordenó recientemente a los jueces de Afganistán que apliquen en su integridad la 'sharia' --o ley islámica-- contra quienes cometan una serie de delitos que podrían ser castigados incluso con amputaciones públicas o lapidaciones por delitos como el robo, el secuestro o la sedición.

Los fundamentalistas han instaurado un gobierno marcado por la falta de mujeres y de representantes de otros grupos políticos y étnicos, al tiempo que han hecho frente a críticas a nivel interno e internacional por la limitación de los derechos de la población, especialmente de las mujeres y las niñas.

En este sentido, la ONU expresa su preocupación ante el sistema de justicia "exprés" instaurado por los talibán; uno en el que "los arrestos, las audiencias judiciales, las sentencias y los castigos a menudo se lleven a cabo el mismo día".

"El castigo corporal", concluye la portavoz de la oficina, Ravina Shamdasani, "es una violación de los derechos humanos según el derecho internacional y todas las personas tienen derecho a ser tratadas con dignidad e igualdad".

Tags

Lo Último


Te recomendamos