Noticias

Pausa en ataques rusos contra infraestructura de Ucrania

KIEV (AP) — Rusia no lanzó el lunes nuevos ataques en contra de infraestructura energética o de otro tipo en Ucrania, mientras las autoridades ucranianas advertían que la persistente crisis de agua y energía a causa de ataques previos podría resultar en más evacuaciones de la capital.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, quien recibió a la mayor delegación de funcionarios extranjeros desde que el presidente ruso Vladimir Putin ordenó invadir Ucrania hace más de nueve meses, insistió en que necesitan que los aliados envíen mejores defensas antiaéreas “para poner fin a este círculo vicioso” de ataques aéreos rusos seguidos por reconstrucción de infraestructura ucraniana afectada.

“Cada que la restauramos, los rusos la destruyen”, dijo a sus homólogos de siete naciones bálticas y nórdicas.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Estonia, Letonia, Lituania, Islandia, Suecia, Noruega y Finlandia se comprometieron a enviar más asistencia militar, económica y humanitaria en momentos en que se agudiza la crisis de energía y las fuerzas ucranianas intentan proseguir con una contraofensiva contra posiciones rusas.

Suecia señaló que ha proporcionado un paquete de 279 millones de dólares (270 millones de euros) de sistemas antiaéreos, municiones, vehículos todoterreno y equipamiento invernal para los soldados. Finlandia se comprometió a recibir a más refugiados ucranianos. En Washington, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo que Estados Unidos está trabajando con socios y aliados para proporcionar equipo de energía y agua a Ucrania.

En Israel, que ha caminado por una delgada línea política en el conflicto, Canal 13 reportó que una delegación ucraniana de alto nivel estuvo recientemente en el país para discutir un compromiso israelí de proporcionar un sistema de detección de misiles. El Ministerio de Defensa de Israel se negó a comentar sobre el reporte.

Israel ha expresado su apoyo a Ucrania, pero hasta el momento se ha negado a proveer al país de armas o imponer sanciones en contra de Moscú debido a sus delicados lazos con Rusia. Las fuerzas armadas de Rusia e Israel tienen comunicación constante para evitar entrar en conflicto en Siria. Además, Israel no quiere poner en riesgo a la gran comunidad judía que vive en Rusia.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy advirtió el domingo por la noche que los soldados rusos “están preparando nuevos ataques, y mientras tengan misiles, no pararán”. El lunes, Zelenskyy se reunió con funcionarios del gobierno de alto rango para discutir las acciones que tomarían.

“La próxima semana puede ser tan dura como la pasada”, señaló.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, insistió en que Putin estaba determinado a sacar ventaja del frío, la nieve y el hielo en su beneficio, no sólo en el campo de batalla, sino también contra los civiles ucranianos.

“El presidente Putin está tratando de utilizar el invierno como un arma de guerra contra Ucrania, y esto es terrible y tenemos que estar preparados para más ataques”, señaló en la víspera de una reunión de dos días de duración de ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros de la OTAN que se llevará a cabo en Bucarest, Rumania. “Esa es la razón por la que los aliados de la OTAN han aumentado su apoyo a Ucrania”.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, dijo que algunos de los 3 millones de habitantes de la ciudad probablemente tendrán que ser evacuados a lugares donde los servicios básicos son menos propensos a sufrir interrupciones causadas por los ataques con misiles.

Durante semanas, Rusia ha estado lanzando misiles contra instalaciones energéticas en Kiev y en otras ciudades ucranianas, generalmente los lunes, al comienzo de la semana laboral, lo que ha provocado cortes en el suministro de electricidad y agua.

___

Los periodistas de The Associated Press Raf Casert, en Bruselas, y Andrew Katell, en Nueva York, contribuyeron a este despacho.

Tags

Lo Último


Te recomendamos