Noticias

Palestina tilda de "crimen de guerra" la deportación a Francia del abogado franco-palestino Salá Hamuri

La AP dice que el "desplazamiento forzoso" de Hamuri "es parte del régimen colonial de apartheid de Israel"

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno palestino ha condenado "firmemente" el "desplazamiento forzoso" del abogado franco-palestino Salá Hamuri, deportado el domingo a Francia por las autoridades de Israel, y ha recalcado que se trata de "un crimen de guerra" por parte de la "ocupación ilegal".

"El Estado de Palestina condena en los términos más firmes posibles el desplazamiento forzoso del defensor de los Derechos Humanos franco-palestino Salá Hamuri de Jerusalén, su localidad natal", ha dicho el Ministerio de Exteriores palestino a través de un comunicado.

"Este paso indignante dado por la ocupación ilegal es un crimen de guerra que se suma a su larga lista de crímenes contra el pueblo palestino", ha dicho, antes de recalcar que la decisión "supone un precedente peligroso" que se enmarca en "la continuada política criminal de Israel de desplazamiento forzoso que empezó hace 75 años".

Así, ha subrayado que Israel ha apuntado a una "violación de la lealtad" y ha hecho hincapié en que "Salá y el resto de ciudadanos palestinos no deben lealtad alguna a Israel, la potencia ocupante". "Tienen derecho a estar protegidos ante cualquier desplazamiento", ha argumentado.

"El desplazamiento forzoso de Salá es parte del régimen colonial de apartheid de Israel, que se inclina a desplazar forzosamente a palestinos para reemplazarlos con colonos judíos ilegales", ha manifestado, antes de recalcar que "permitir que la deportación de Salá quede sin respuesta supone aprobar la persecución de defensores de los Derechos Humanos y tendrá también un efecto negativo sobre los defensores de los Derechos Humanos en todo el mundo".

Por ello, ha reclamado a la comunidad internacional que "haga que Israel rinda cuentas por sus crímenes" y ha solicitado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que "cumpla con sus obligaciones y ponga fin a los continuos crímenes de guerra por parte de Israel".

"Es momento también de que el Tribunal Penal Internacional (TPI) haga rendir cuentas a los responsables de una política generalizada y sistemática de desplazamiento forzoso del pueblo palestino, incluido Salá", ha dicho el Ministerio de Exteriores palestino, que ha ensalzado la "noble causa por la libertad y la dignidad" del abogado.

Israel afirmó el domingo que Hamuri, de 37 años, era deportado por ser considerado una amenaza para la seguridad del país. Así, dijo que el abogado ha "organizado, inspirado y planeado cometer ataques terroristas" contra "ciudadanos y conocidos israelíes".

Hamuri trabaja para el grupo palestino Addameer, especializado en la ayuda a los presos palestinos y designado por el Ministerio de Defensa israelí como vinculado al Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), una milicia que Israel considera una organización terrorista.

El abogado se pasó siete años en prisión después de ser condenado en 2005 en un complot para matar al rabino Ovadia Yosef, entonces líder espiritual del partido ultraortodoxo Shas. Hamuri fue liberado en el intercambio de prisioneros de 2011 con el grupo terrorista Hamás por la liberación del soldado capturado Gilad Shalit.

Hamuri volvió a ser arrestado de nuevo en marzo y pasó tres meses bajo detención administrativa, sin cargos en su contra. Al cuarto mes, pidió ayuda por carta al presidente francés, Emmanuel Macron, antes de ser trasladado a una prisión de alta seguridad en el centro de Israel, donde inició 19 días de huelga de hambre en protesta por su situación.

El abogado ha protestado su deportación nada más tocar tierra en el aeropuerto Charles de Gaulle de París para denunciar una persecución política y una limpieza étnica representada en su deportación. Por su parte, el Gobierno francés ha condenado la decisión, que describió como una "expulsión forzosa".

Tags

Lo Último


Te recomendamos