Noticias

Un estadounidense encarcelado concluye su huelga de hambre y pide a Biden “decisiones duras” para su liberación

El ciudadano iraní-estadounidense Siamak Namazi ha puesto fin este lunes a una huelga de hambre que ha mantenido durante la última semana y ha reclamado al presidente del país norteamericano, Joe Biden, que tome “decisiones duras” para lograr su excarcelación.

Las protestas por el asesinato de Mahsa Amini se hicieron presentes el pasado 8 de enero del año en curso

En un comunicado publicado a través de la red social Twitter por su abogado, Jared Genser, Namazi ha dado gracias por el respaldo recibido durante esta semana y ha reclamado que “no se deje a Biden abandonar en este abismo de miseria” a los estadounidenses encarcelados en Irán.

"He sido prisionero de Irán desde hace mucho. Más que muchos rehenes que están retenidos aquí. Más que cualquiera en el módulo 4 de la prisión de Evin", ha dicho en el comunicado, en el que ha reconocido que "sabe mejor que la mayoría que una huelga de hambre es un arma de último recurso para un reo, usado sólo si la copa de la resistencia ha rebosado y tras gastar el resto de opciones".

"Inicié la huelga de hambre porque he aprendido por las malas que los presidentes estadounidenses tienden a depender más de su termómetro político que su brújula moral a la hora de decidir si entrar o no en un intercambio de presos con Irán o quién es incluido en uno", ha lamentado.

"He rechazado la comida durante la semana para que quizá Biden reconozca lo desesperada que es la situación de los rehenes estadounidenses y quizá se dé cuenta de que hemos sufrido demasiado desde hace demasiado y que es momento de cumplir sus afirmaciones sobre que liberarnos es una prioridad del Gobierno de Estados Unidos", ha subrayado.

Namazi ha denunciado además que los que se encuentran encarcelados con él "sólo han cometido el crimen de opinar y demandar que sus derechos y el Estado de Derecho" sean respetados. "Quiero destacar a las indomables presas políticas en el módulo femenino", ha dicho.

"Al igual que en el exterior, dentro de estos muros las intrépidas mujeres hacen frente a más restricciones que los hombres, pese a lo que muestran el tipo de valentía que nosotros, francamente, no podemos presentar. Son una inspiración para todos", ha zanjado.

Namazi se encuentra encarcelado en Irán tras ser condenado a diez años de prisión por "colaborar con un gobierno extranjero hostil". En el país están también encerrados Morad Tahbaz y Emad Sharghi, ambos con nacionalidad estadounidense, así como varias personas con permiso de residencia en el país norteamericano.

Las autoridades iraníes liberaron en octubre de 2022 a Baquer Namazi, de 85 años y padre de Siamak Namazi, quien fue detenido en 2016 cuando viajó a Irán para intentar lograr la liberación de su hijo. El hombre, antiguo trabajador del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), fue condenado en octubre de 2016 junto a su hijo a diez años de cárcel por presunto espionaje y, si bien la pena fue suspendida en 2020, no recibió permiso para abandonar el país para recibir tratamiento médico.

Tags

Lo Último


Te recomendamos