Noticias

Concluye el registro en la casa de Burgos desde la que el jubilado envió las cartas incendiarias a Sánchez y embajadas

La Policía Nacional ha concluido sobre las 16.30 horas el registro en la casa del jubilado de 74 años que desde su vivienda de Miranda de Ebro (Burgos) confeccionó los artefactos con material deflagrante introducidos en los seis sobres enviados desde noviembre al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y las embajadas de Ucrania y EEUU en Madrid.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El detenido, Pompeyo G.P., ha salido de la vivienda en la calle del Clavel junto a policías tratando de tapar su rostro con la visera de una gorra. Ahora será trasladado a dependencias policiales a la espera de pasar el viernes a disposición del juez de la Audiencia Nacional que abrió una investigación por delitos de terrorismo, según confirman fuentes jurídicas.

El Ministerio del Interior y la Policía Nacional confirmó que el arrestado, de nacionalidad española, es una persona muy activa en redes sociales y que, según los investigadores, tiene conocimientos técnicos e informáticos. El Ayuntamiento de Vitoria, por su parte, también ha confirmado que fue funcionario de este consistorio hasta 2013.

OPERACIÓN KONVERT

La operación de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha sido bautizada como 'Konvert', que significa sobre en ruso. La elección se debe a que fue el sobre usado por este jubilado el primer hilo del que tiraron los investigadores para tratar de dar con el autor de las cartas incendiarias.

También fue clave el sello de una edición conmemorativa con la imagen del Monte Santa Trega, en Galicia, para que los agentes siguieran la pista de las oficinas donde se vendió y, de esta forma, poder dar con el autor de las cartas que llegaron a herir de carácter leve a un trabajador de la Embajada de Ucrania en Madrid.

Según ha adelantado la Sexta y confirman a Europa Press fuentes de la investigación, el detenido no tiene antecedentes ni tampoco vínculos con partidos políticos, aspectos estos sobre los que se siguen practicando diligencias en una operación que continúa abierta.

La investigación apunta a que actuó en solitario y confeccionó los artefactos desde la vivienda objeto de registro, aunque la Policía no descartaba la participación o influencia de otras personas en los hechos. En el registro se han hallado elementos compatibles con las sustancias usadas en las cartas incendiarias.

En rueda de prensa el pasado 1 de diciembre, el secretario de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, Rafael Pérez, adelantó que la investigación apuntaba a que los envíos se habían realizado desde España y que en el interior de los sobres había un artefacto de "fabricación casera" con material pirotécnico que provocaba una "deflagración con llama súbita", y no técnicamente una explosión.

También hubo sobres dirigidos a una empresa de Zaragoza que mandó material militar a Ucrania, al director del Centro de Satélites de la Unión Europea en la Base de Torrejón --clave para la investigación porque no fue detonado-- y a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

TODOS LOS ENVÍOS DESDE BURGOS

El arresto se ha producido casi dos meses después de aquella comparecencia en el Ministerio del Interior, aprovechando que el sospechoso salía a la calle con la intención de coger su coche, aparcado junto a su pequeña vivienda en la calle del Clavel de Miranda de Ebro.

El Ministerio del Interior ha subrayado que la investigación ha sido muy "compleja y laboriosa", afectando a varias provincias de España. Las diligencias han podido determinar que todos los envíos de las seis cartas se realizaron desde la ciudad de Burgos.

Hubo una primera pista que apuntó a Valladolid como el lugar del que habían salido los sobres y el pasado fin de semana el 'New York Times' publicó, citando fuentes de la inteligencia de EEUU, que existía una conexión con los servicios secretos rusos.

Los investigadores de la Comisaría General de Información, bajo la dirección del Juzgado número cuatro de la Audiencia Nacional, han podido corroborar la participación del arrestado en el envío de las seis cartas, sin que consten conexiones con terceras personas o grupos terroristas o criminales.

Tras tomarle declaración, el juez tendrá que concretar ahora la imputación de este jubilado de 74 años tras ser detenido en una investigación abierta por delitos de terrorismo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos