Noticias

Tras 2 años suspendida, Facebook restablece cuenta de Trump

Meta anunció el miércoles que restablecerá la cuenta personal de Facebook del expresidente Donald Trump en las próximas semanas, poniéndole fin a una suspensión de dos años impuesta tras la insurrección del 6 de enero en el Capitolio.

La empresa señaló en un blog que agregará “nuevas salvaguardas” para garantizar que no haya “infractores reincidentes” que violen sus normas, incluso si se trata de candidatos políticos o gobernantes de cualquier parte del mundo.

“El público debería poder escuchar lo que sus políticos dicen, lo bueno, lo malo y lo feo, para que puedan tomar decisiones informadas en las urnas”, escribió Nick Clegg, vicepresidente de asuntos globales de Meta.

“En el caso de que el señor Trump publique más contenido infractor, el contenido será eliminado y él será suspendido entre un mes y dos años, dependiendo de la gravedad de la infracción”, escribió. Facebook suspendió la cuenta de Trump el 7 de enero de 2021 por elogiar a las personas que participaron en actos violentos un día antes en el Capitolio. Pero la plataforma había rechazado solicitudes previas, incluso de sus propios empleados, de eliminar la cuenta del entonces mandatario.

Meta dijo que las cuentas de Trump en Facebook e Instagram se restablecerán “en las próximas semanas”. Desterrado de las redes sociales convencionales, Trump ha dependido de Truth Social, la plataforma que lanzó después de que fue vetado en Twitter.

Facebook no sólo es la red social más grande del mundo, sino que también ha sido una fuente crucial de recaudación de fondos para las campañas de Trump, las cuales invirtieron millones de dólares en publicidad en la plataforma en 2016 y 2020. La medida, la cual se produce en momentos en los que Trump alista su tercera candidatura rumbo a la Casa Blanca, no sólo le permitirá a Trump comunicarse directamente con sus 34 millones de seguidores —muchos más que los 4,8 millones de seguidores con los que cuenta actualmente en Truth Social—, sino también reanudar la recaudación directa de fondos. Durante la suspensión, sus simpatizantes pudieron recaudar fondos para él, pero no lanzar campañas publicitarias directas o a su nombre.

Ante la noticia, Trump criticó la decisión original de Facebook de suspender su cuenta.

“Facebook, que ha perdido miles de millones de dólares en valor desde que borró a su presidente favorito, a mí, acaba de anunciar que restablecerá mi cuenta. Algo así no le puede volver a pasar nunca a un presidente en funciones, ni a nadie más que no merezca retribución”, escribió.

Otras redes sociales, como Snapchat, donde su cuenta continúa suspendida, también lo expulsaron de sus plataformas luego de la insurrección. Twitter recientemente restableció su cuenta, poco después de que Elon Musk tomó el control de la empresa. Aún no ha tuiteado.

Grupos defensores de los derechos civiles, entre otros, no tardaron en criticar la decisión de Meta. Permitir que Trump regrese a Facebook es un mensaje a otras figuras con gran presencia en internet de que pueden violar las reglas sin que haya consecuencias duraderas, dijo Heidi Beirich, fundadora de Proyecto Global contra el Odio y el Extremismo, e integrante de un grupo llamado Verdadera Junta de Supervisión de Facebook, la cual ha criticado las labores de la plataforma.

“No me sorprende, pero es un desastre”, manifestó Beirich sobre la decisión de Meta. “Facebook creó vacíos para Trump que él aprovechó. Incitó una insurrección en Facebook. Y ahora está de regreso”.

El presidente de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP por sus iniciales en inglés), Derrick Johnson, arremetió contra la decisión, que calificó como “el mejor ejemplo de priorizar las ganancias sobre la seguridad de la gente” y un “grave error”.

“Es sumamente sorprendente que uno pueda esparcir el odio, impulsar conspiraciones e incitar una insurrección violenta en el Capitolio, y que Mark Zuckerberg todavía crea que no es suficiente para expulsar a alguien de sus plataformas”, puntualizó.

Pero Jameel Jaffer, director ejecutivo del Instituto Knight de la Primera Enmienda de la Universidad de Columbia, calificó la reincorporación de “decisión acertada, no porque el expresidente tenga derecho a estar en la plataforma, sino porque el público tiene interés en escuchar directamente a los candidatos a cargos políticos”.

La ACLU también consideró correcta la medida.

“Nos guste o no, el presidente Trump es una de las principales figuras políticas del país y el público tiene un gran interés en escuchar su discurso. De hecho, algunas de las publicaciones más ofensivas de Trump en las redes sociales terminaron siendo pruebas fundamentales en las demandas presentadas contra él y su gobierno”, señaló Anthony D. Romero, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles.

Tags

Lo Último


Te recomendamos