Noticias

Sánchez culpa a las empresas de la pérdida de poder adquisitivo de los obreros: aumentan beneficio y no suben salarios

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha culpado hoy a la política y al sector privado de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, argumentando que los empresarios aumentan sus beneficios, pero "no suben un céntimo" a sus empleados.

MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

Así lo ha afirmado hoy durante su intervención en el Senado, donde acaba de iniciar el debate sobre las medidas aprobadas por el Gobierno para hacer frente a las consecuencias de la guerra de Ucrania y la subida de la inflación.

El jefe del Ejecutivo ha comenzado atacando de esta pérdida de poder adquisitivo a las políticas neoliberales aplicadas por el Gobierno del PP durante la crisis financiera que dio comienzo en 2008. Ha añadido que este poder adquisitivo lleva bajando una década y ha culpado a los políticos a los que les ha faltado coraje para subir, por ejemplo, las pensiones con el IPC.

PAGAN BONUS MILLONARIOS A DIRECTIVOS Y NO SUBEN UN CÉNTIMO A EMPLEADOS

Pero ha puesto el acento también en el sector privado, advirtiendo que las empresas aumentan beneficios, pagan bonus millonarios a sus directivos y "no suben un céntimo" a sus trabajadores.

"Yo me pregunto si esta situación es justa", ha exclamado para proseguir afirmando que si una empresa gana 700 millones de euros por qué destina parte de esa ganancia solo a unos pocos, como el consejero delegado, los consejos de administración o el director financiero y "no a los dependientes, administrativos o reponedores". "¿No tienen también mérito en ese éxito empresarial?. Yo creo que sí", ha remachado Sánchez.

Dicho esto, ha señalado que su Gobierno es el que más ha aumentado el Salario Mínimo Interprofesional, hasta los 1.000 euros y ha anunciado una nueva subida del 8 por ciento.

El jefe del Ejecutivo había comenzado su discurso afirmando que los problemas principales de los españoles de hace cinco años no son los mismos que los de ahora ya que no les preocupa ni la corrupción ni los independentistas catalanes. Pero ha advertido que ahora sí les preocupa la situación de la Sanidad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos