Noticias

Ciencia.-El deshielo del colosal glaciar Thwaites se debe a procesos distintos

El rápido retroceso del colosal glaciar Thwaites, en la Antártida Occidental, parece estar impulsado por procesos diferentes a los que los investigadores creían bajo su plataforma de hielo flotante.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Las nuevas observaciones realizadas desde el punto en que el hielo se adentra en el océano muestran que, si bien la fusión bajo la mayor parte de la plataforma de hielo es más débil de lo esperado, la fusión en grietas y hendiduras es mucho más rápida. A pesar de la supresión del deshielo, el glaciar sigue retrocediendo, y estos hallazgos suponen un importante paso adelante en la comprensión de la contribución del glaciar a la futura subida del nivel del mar.

Dos artículos publicados en 'Nature' ofrecen una imagen más clara de los cambios que se están produciendo bajo el glaciar, que tiene el tamaño de Gran Bretaña y es uno de los sistemas hielo-océano de la Antártida que más rápido está cambiando. Los resultados muestran que, aunque el deshielo ha aumentado bajo la plataforma de hielo flotante, el ritmo actual de deshielo es más lento de lo que estiman actualmente muchos modelos informáticos.

Una capa de agua más dulce entre el fondo de la plataforma de hielo y el océano subyacente ralentiza el ritmo de fusión a lo largo de las partes planas de la plataforma de hielo. Pero los autores se sorprendieron al ver que el deshielo había formado una topografía escalonada en la parte inferior de la plataforma. En estas zonas, así como en las grietas del hielo, se está produciendo un rápido deshielo.

El glaciar Thwaites es uno de los glaciares de la Antártida que más rápido está cambiando: la zona de apoyo -el punto donde se une con el fondo marino- ha retrocedido 14 km desde finales de la década de 1990. Gran parte de la capa de hielo está por debajo del nivel del mar y es susceptible de sufrir una pérdida de hielo rápida e irreversible que podría elevar el nivel global del mar en más de medio metro en cuestión de siglos.

Los nuevos datos se recogieron en el marco del proyecto MELT, uno de los proyectos de la Colaboración Internacional Reino Unido-Estados Unidos sobre el Glaciar Thwaites, una de las mayores campañas internacionales de campo jamás emprendidas en la Antártida.

El equipo de MELT llevó a cabo observaciones de la línea de fondo (donde el hielo se encuentra por primera vez con el océano) bajo la plataforma de hielo oriental Thwaites con el fin de comprender cómo interactúan el hielo y el océano en esta región crítica.

El doctor Peter Davis, del British Antarctic Survey (BAS), realizó mediciones oceánicas a través de una perforación de 600 m de profundidad a unos dos kilómetros de la línea de fondo, creada por un taladro de agua caliente a finales de 2019.

Estas mediciones se compararon con las observaciones de la tasa de fusión tomadas en otros cinco sitios debajo de la plataforma de hielo. Durante un período de nueve meses, el océano cerca de la línea de tierra se calentó y se volvió más salado, pero la tasa de fusión en la base del hielo promedió de 2 a 5 m por año: menos de lo que se había modelado anteriormente.

Según el doctor Peter Davis, oceanógrafo del BAS y autor principal de uno de los estudios, estos resultados "son una sorpresa, pero el glaciar sigue teniendo problemas. Si una plataforma de hielo y un glaciar están en equilibrio, el hielo que se desprende del continente igualará la cantidad de hielo que se pierde por el deshielo y el desprendimiento de icebergs. Lo que hemos descubierto es que, a pesar de las pequeñas cantidades de deshielo, el glaciar sigue retrocediendo rápidamente, por lo que parece que no hace falta mucho para desequilibrarlo", destaca.

Por su parte, la doctora Britney Schmidt, de la Universidad de Cornell (Estadds Unifos), y un equipo de científicos e ingenieros desplegaron un robot llamado Icefin por la perforación de 600 m de profundidad. El vehículo está diseñado para acceder a zonas de encallamiento que antes eran casi imposibles de explorar.

Las observaciones que Icefin hizo del fondo marino y del hielo alrededor de la zona de encalladura proporcionan más detalles sobre el panorama de cómo varía el deshielo bajo la plataforma de hielo. Descubrieron que las escaleras, llamadas terrazas, así como las grietas en la base de hielo se están derritiendo rápidamente. La fusión es especialmente importante en las grietas, ya que el agua se canaliza a través de ellas y el calor y la sal pueden transferirse al hielo, ensanchando las grietas y fisuras.

Así pues, aunque la fusión vertical a lo largo de la base de la plataforma de hielo fue menor de lo esperado, la fusión a lo largo del hielo inclinado en estas grietas y terrazas es mucho mayor y puede ser un factor importante en la pérdida de hielo a través del glaciar Thwaites, sobre todo porque las grietas importantes están avanzando a través de la plataforma de hielo y pueden convertirse en el principal desencadenante del colapso de la plataforma de hielo.

La doctora Schmidt, principal del segundo estudio, afirma que "estas nuevas formas de observar el glaciar nos permiten comprender que lo que importa en estas zonas tan cálidas de la Antártida no es sólo cuánto se está derritiendo, sino cómo y dónde. Vemos grietas, y probablemente terrazas, en glaciares en proceso de calentamiento como el Thwaites --comenta--. El agua caliente se está introduciendo en las grietas, ayudando a desgastar el glaciar en sus puntos más débiles".

Tags

Lo Último


Te recomendamos