Noticias

El Senado de EEUU retira las autorizaciones presidenciales para el despliegue de tropas en Irak

La autorización fue empleada por George H. W. Bush y y su hijo George W. Bush para atacar e invadir Irak en 1991 y 2002, respectivamente

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

PUBLICIDAD

El Senado de Estados Unidos ha dado este miércoles el primer paso para derogar las autorizaciones concedidas en 1991 y 2002 al presidente del país --en aquella época George H. W. Bush y su hijo George W. Bush, respectivamente-- para el despliegue del Ejército y el uso de fuerza militar en Irak.

Ahora corresponde a la Cámara de Representantes --dominada por el Partido Republicano-- someter a votación esta derogación y, aunque el presidente de la Cámara, el republicano Kevin McCarthy, ha mostrado su apoyo a la medida, aún es posible que los legisladores más conservadores presenten enmiendas.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, ha sido uno de los principales artífices de que la Cámara Alta del Congreso estadounidense haya dado el primer paso para suprimir esta concesión al presidente estadounidense, pues considera que "ya no hay justificación" para tales autorizaciones.

"Cada año que (estas autorizaciones) permanecen en su lugar es otro año en el que una futura administración puede abusar de ellos para atraparnos en otro conflicto en Oriente Próximo", ha señalado Schumer, quien ha aseverado que "el pueblo estadounidense no quiere eso y está cansado de guerras interminables" en la región, recoge CNN.

Por el contrario, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, ha mostrado su rechazo a que estas autorizaciones puedan ser derogadas, pues los "enemigos terroristas" de Estados Unidos "no están poniendo fin a su guerra" contra Washington, por lo que cuando se desplieguen tropas en estos países, la Administración debe tener garantías para "brindarles todo el apoyo y las autoridades legales" que pueda.

La autorización de 1991 permitió a George H. W. Bush emplear la fuerza militar para expulsar a las tropas iraquíes de Kuwait, país invadido en agosto del año anterior. La de 2002, permitió que George W. Bush invadiese Irak, hace ahora 20 años, arguyendo la supuesta posesión de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Sadam Hussein.

Más allá de estos episodios, la autorización de 2002 sirvió para que el sucesor de George W. Bush, el expresidente Barack Obama, justificara los ataques aéreos que lanzó contra terroristas de Estado Islámico en Irak y Siria durante su gestión, entre 2009 y 2017.

De igual modo, el expresidente Donald Trump (2017-2021) aludió también esta autorización presidencial cuando ordenó en 2020 el ataque en Bagdad que acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani, figura fundamental para entender la presencia de Irán en los principales conflictos de la región y considerado como el brazo ejecutor de la política del líder supremo del país, Alí Jamenei.

La actual Administración Joe Biden se ha mostrado a favor de suprimir estas autorizaciones, pues considera que "no tendrá un impacto en las operaciones militares estadounidenses actuales" y además servirá para respaldar el compromiso de Washington con "una relación sólida e integral" con los socios iraquíes.

"El presidente Biden sigue comprometido a trabajar con el Congreso para garantizar que las autorizaciones obsoletas para el uso de la fuerza militar se reemplacen con un marco estrecho y específico más apropiado para proteger a los estadounidenses de las amenazas terroristas modernas", ha manifestado la Casa Blanca en un comunicado.

Tags

Lo Último