Noticias

Bruselas propone revisar el modelo de gestión de crisis bancarias para proteger a inversores y contribuyentes

La reforma llega un mes después de las quiebras de SVB y Credit Suisse

BRUSELAS, 18 (EUROPA PRESS)

La Comisión Europea ha presentado este martes su propuesta para reformar el marco de gestión de crisis bancarias y la garantía de depósitos para amparar pequeños y medianos bancos con el objetivo de proteger a los inversores ante una posible quiebra al tiempo que se minimiza el riesgo de que las autoridades recurran a dinero de los contribuyentes para rescatarlos.

"Las recientes quiebras de algunos bancos estadounidenses y suizos, y la consiguiente tensión en el sector bancario internacional, son sólo un recordatorio de por qué necesitamos un sistema sólido y operativo que se ocupe de todos los bancos -sean del tamaño que sean- cuando tienen problemas", ha afirmado el vicepresidente económico Valdis Dombrovskis, en referencia a los rescates del Silicon Valley Bank (SVB) y de Credit Suisse el mes pasado.

Dombrovskis ha precisado que es en los rescates a pequeños y medianos bancos donde "a menudo" las autoridades nacionales utilizan el dinero público para hacer frente a una quiebra inminente, en lugar de los recursos internos de los bancos y las redes de seguridad financiadas por el sector, lo que significa que el sistema único de resolución creado en el marco de la Unión Bancaria "no se está utilizando plenamente según lo previsto".

Por eso, ahora el Ejecutivo comunitario busca ampliar el alcance de este marco para asegurarse de que las quiebras bancarias puedan resolverse de forma "eficaz", en lugar de gestionarse fuera del sistema establecido para la UE.

Así, la reforma de este marco pretende dotar a las autoridades de mejores instrumentos de crisis utilizados para gestionar la quiebra de bancos medianos y pequeños para garantizar que, cuando esté en juego la estabilidad financiera, los inversores --ciudadanos, empresas y entidades públicas--, puedan seguir teniendo acceso a sus cuentas.

La propuesta de la Comisión atiende a los objetivos principales de preservar la estabilidad financiera, proteger a los inversores, minimizar el riesgo para el dinero de los contribuyentes y amortiguar el impacto de una posible quiebra bancaria en la economía real.

No obstante, el vicepresidente económico ha destacado que, "n conjunto, la Unión Bancaria ha sido un éxito" y que el sector bancario de la UE es "fuerte" y se encuentra en "buena forma", al tiempo que ha "aumentado sustancialmente su resistencia".

MECANISMO PUENTE

"Si un banco quiebra, los contribuyentes no deberían acabar pagando la factura una vez que el banco ha agotado su propia capacidad de absorber pérdidas", ha incidido Dombrovskis, quien aboga por confiar más en las redes de seguridad financiadas por el sector: los sistemas nacionales de garantía de depósitos.

De este modo, Bruselas plantea permitir que estos sistemas contribuyan a la financiación necesaria para transferir todos los depósitos --asegurados y no asegurados-- de un banco en quiebra a otro sano, un "mecanismo puente", como lo ha denominado el vicepresidente, que puede ser una forma "más eficaz y barata" de hacer frente a una crisis bancaria y proteger a los inversores, en lugar de pagarles después de que el banco haya quebrado.

No obstante, la Comisión ha insistido en que la primera y principal línea de defensa en una crisis de este tipo debe ser la capacidad interna de un banco para absorber pérdidas, razón por la cual las autoridades deben asegurarse de que los bancos tengan suficiente capacidad de absorción de pérdidas.

ANTECEDENTES

Con esta propuestas Bruselas pretende dar respuesta a la petición que le hicieron hace casi un año los Estados miembro para tomar medidas en este ámbito hace casi un año, además de avanzar para completar la Unión Bancaria con un refuerzo del marco de gestión de crisis y de garantía de depósitos, acorde a la declaración del Eurogrupo del 16 de junio de 2022.

En su último informe sobre la Unión Bancaria, el Parlamento Europeo también apoyó la necesidad de una revisión del marco de gestión de crisis y garantía de depósitos para mejorar su funcionamiento y previsibilidad para gestionar las quiebras bancarias.

Tags

Lo Último


Te recomendamos