Noticias

Recuerdan a médico de EEUU asesinado en Sudán

WASHINGTON (AP) — Unido a Sudán por padres enfermos y su devoción por atender a los pobres allí, el médico estadounidense Bushra Ibnauf Sulieman siguió trabajando todo el tiempo que pudo después de que los combates entre dos jefes militares estallaron en la capital Jartum el 15 de abril.

Sulieman, de 49 años, y otros médicos se aventuraron a atender a los heridos mientras los disparos entre las dos facciones que luchan por el control resonaban en las calles.

“No nos pasará nada excepto lo que Dios ha decretado para nosotros”, escribió Sulieman, un gastroenterólogo que dividió su tiempo y trabajo entre Iowa y Jartum, en uno de sus últimos mensajes en Facebook la semana pasada, mientras persistían los combates.

La mañana en que Sulieman decidió que tenía que correr el riesgo de escapar de la capital de Sudán con sus padres, su esposa y sus dos hijos, todos estadounidenses, fue el día que murió.

En el saqueo generalizado que ha acompañado los combates, una banda errante de extraños lo rodeó en su patio el martes y lo mató a puñaladas frente a su familia. Amigos sospechan que el motivo fue el robo. Él se convirtió en uno de los dos estadounidenses confirmados muertos en Sudán en los combates, ambos con doble nacionalidad.

Las autoridades dicen que el otro, con vínculos con Denver, quedó atrapado en un fuego cruzado. No se ha dado a conocer su nombre.

Después de evacuar a todos los diplomáticos estadounidenses y diverso personal del gobierno el 22 de abril, Estados Unidos llevó a cabo su primera evacuación de civiles estadounidenses el sábado. Usó drones armados para escoltar autobuses que transportaban entre 200 y 300 ciudadanos a Port Sudan, una ciudad en el Mar Rojo ahora abarrotada de sudaneses y extranjeros que hicieron el peligroso viaje de 800 kilómetros (500 millas) desde la capital sudanesa con la esperanza de salir por mar del país.

Sudaneses y paisanos en Estados Unidos dicen que su muerte fue una pérdida especial.

Era un colega muy respetado en la Clínica de Gastroenterología y el Hospital Mercy en Iowa City, dijo el presidente del hospital, Tom Clancy. Los hijos mayores de Sulieman viven en Iowa.

Viajaba a Sudán varias veces al año con suministros médicos que recolectaba para ese país, relataron sus colegas.

En Sudán, Sulieman dirigió la facultad de medicina de la Universidad de Jartum y fue fundador y director de un grupo humanitario de médicos, la Asociación Médica Estadounidense de Sudán.

Dos semanas de combates han matado a más de 500 personas, según el Ministerio de Salud de Sudán.

Los médicos dicen que los combatientes han secuestrado al menos a cinco colegas para atender a los combatientes.

Tags

Lo Último


Te recomendamos