Noticias

Edna Adan Ismail, enemiga de la circuncisión femenina, gana el Premio Templeton

Edna Adan Ismail, enfermera matrona, fundadora de un hospital y defensora de la atención sanitaria que durante décadas ha luchado contra la circuncisión femenina y se ha esforzado por mejorar la atención sanitaria de las mujeres en África Oriental, fue nombrada el martes ganadora del Premio Templeton 2023, uno de los mayores galardones anuales individuales del mundo.

“Arraigada en su fe musulmana, recibe el premio de este año en reconocimiento a sus extraordinarios esfuerzos por aprovechar el poder de las ciencias para afirmar la dignidad de la mujer y ayudarla a prosperar física y espiritualmente”, se anunció. Entre sus logros: la fundación de un hospital y una universidad que han reducido considerablemente la mortalidad materna en Somalilandia.

El Premio Templeton, valorado en casi 1,4 millones de dólares, fue creado en 1973 por el filántropo sir John Templeton. Honra a quienes “aprovechan el poder de las ciencias para explorar las cuestiones más profundas del universo y el lugar y propósito de la humanidad en él”.

Ismail, la primera mujer africana galardonada con el premio, “ha utilizado las enseñanzas de su fe, su familia y su formación científica para mejorar la salud y las oportunidades de algunas de las mujeres y niñas más vulnerables del mundo”, declaró Heather Templeton Dill, presidenta de la Fundación John Templeton.

“Ha empleado sus numerosas posiciones de autoridad para argumentar apasionadamente que la circuncisión femenina va en contra de las enseñanzas del Islam y es profundamente perjudicial para las mujeres”.

Ismail, de 85 años, dijo que donaría parte del dinero de su premio a la organización estadounidense Friends of Edna Maternity Hospital, para que lo utilice en la compra de nuevos equipos, la contratación de educadores y la “formación de la próxima generación de trabajadores sanitarios que África Oriental necesita tan desesperadamente”.

Ismail nació en 1937 en Hargeisa, capital de la entonces Somalilandia británica. Su padre era médico; debido a su influencia, fue tutelada de forma encubierta junto a sus hermanos hasta los 15 años. Un examen con beca, normalmente reservado a los varones, la cualificó para estudiar en Gran Bretaña, donde recibió formación en enfermería y obstetricia.

Tags

Lo Último


Te recomendamos