Noticias

Republicanos en cámara baja luchan por aprobar presupuesto y evitar cierre del gobierno

WASHINGTON (AP) — Buscando afanosamente retomar el control de una caótica Cámara de Representantes, los aliados del presidente de la cámara baja Kevin McCarthy imploraron el sábado a sus colegas republicanos que abandonaran sus tácticas de línea dura y trabajaran juntos para aprobar un plan de gasto conservador y evitar un cierre del gobierno federal.

En propuestas públicas y llamadas privadas, los lugartenientes republicanos de McCarthy suplicaron a un puñado de reticentes del flanco derecho que resistan las perturbaciones que han paralizado la Cámara de Representantes y respalden el más reciente plan de su presidente para mantener operando al gobierno antes de la fecha límite del 30 de septiembre del próximo fin de semana.

El congresista republicano Garrett Graves de Luisiana dijo que los que se resisten están “absolutamente alucinando” si creen que pueden concluir el trabajo sin la necesidad de una medida temporal que muchos de ellos han evitado antes que venza el plazo.

“Una parte importante de esta estrategia será garantizar que hagamos todo lo posible para evitar un cierre del gobierno”, dijo Graves después de una conferencia telefónica con legisladores el sábado por la tarde.

Pero en una muestra de las profundas divisiones que aún se avecinan, uno de los conservadores que se resisten, el representante Matt Rosendale, republicano por Montana, pasó por delante de la conferencia de prensa de los aliados de McCarthy en el Capitolio y dijo a los periodistas que se mantenía firme en su postura.

Cuando se le preguntó si estaba preocupado sobre una posible suspensión de actividades, Rosendale dijo: “La vida seguirá”.

El presidente Joe Biden reprendió el sábado al “pequeño grupo de republicanos extremistas” que amenazaban con un cierre en que “todos en Estados Unidos podrían verse obligados a pagar el precio”.

“Si el gobierno cierra, eso significa que los miembros del ejército estadounidense tendrán que seguir trabajando y no cobrar”, señaló Biden en una cena de la Fundación del Caucus Negro del Congreso. “Un cierre del gobierno podría afectar todo, desde la seguridad alimentaria hasta la investigación del cáncer y los programas Head Start para niños. Financiar al gobierno es una de las responsabilidades más básicas del Congreso. Es hora de que los republicanos comiencen a hacer el trabajo para el que Estados Unidos los eligió”.

El Congreso se había vaciado en gran medida durante el fin de semana cuando la Cámara de Representantes quedó paralizada y la Casa Blanca ordenó a las agencias federales que comenzaran a prepararse para una posible parálisis del gobierno. La Comisión de Reglamentos de la Cámara de Representantes celebró una inusual sesión el sábado para comenzar a preparar el proceso para la votación de la próxima semana.

Se está acabando el tiempo para que el Congreso actúe, pero McCarthy sigue adelante con el plan impulsado por su flanco derecho para comenzar a votar sobre algunos de la docena de proyectos de ley necesarios para financiar los distintos departamentos gubernamentales.

Según la estrategia actual, la Cámara comenzará a votar el martes para impulsar algunos de la docena de proyectos de ley necesarios para financiar al gobierno. Luego, cuando el tiempo se agote, la cámara baja recurrirá a una medida provisional para mantener al gobierno operando durante aproximadamente un mes mientras continúa el trabajo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos