Noticias

Mueren docenas de personas en explosión en suroeste de Pakistán

QUETTA, Pakistán (AP) — Un presunto terrorista suicida se inmoló el viernes entre una multitud que celebraba el cumpleaños del profeta Mahoma en el suroeste de Pakistán, matando al menos a 52 personas e hiriendo a casi 70 más, informaron las autoridades, en uno de los atentados más mortíferos contra civiles perpetrados en el país en meses.

Una zona al aire libre cercana a una mezquita quedó sembrada de zapatos de muertos y heridos, mostraron imágenes de televisión y videos publicados en las redes sociales. Los cadáveres yacían cubiertos con sábanas. Se vio a residentes y socorristas trasladando a los heridos a los hospitales.

De momento nadie se ha atribuido el atentado en Mastung, distrito de la provincia de Baluchistán. Pero es probable que las sospechas recaigan sobre la filial regional del grupo Estado Islámico, que ya ha reivindicado atentados mortales en Pakistán. El Estado Islámico perpetró un atentado días antes en la misma zona tras la muerte de uno de sus comandantes.

El viernes, unas 500 personas se habían reunido en una procesión desde la mezquita para celebrar el nacimiento del profeta, conocido como Mawlid an-Nabi. Se celebraron actos similares en comunidades de todo Pakistán, a menudo con desfiles de niños vestidos con trajes tradicionales. La explosión se produjo antes que comenzara la procesión de Mastung, cuando la gente todavía estaba llegando para unirse a ella, dijo un testigo, Asadullah Bangulzai.

Bangulzai declaró a The Associated Press que se encontraba a cierta distancia cuando se produjo la explosión y se apresuró a unirse a otros transeúntes que ayudaban a los heridos.

“Tenía las manos y la ropa manchadas de sangre” por llevar heridos, dijo. “Nunca olvidaré estos dolorosos momentos... La gente lloraba de dolor”.

Entre los heridos atendidos en el hospital había varios niños pequeños, ensangrentados y envueltos en vendas, aunque por ahora se desconoce el número de niños entre las víctimas. Algunos de los heridos se encontraban en estado crítico, dijo el administrador del gobierno Atta Ullah.

Treinta cadáveres fueron trasladados a un hospital y 22 se contaron en otro, afirmó Abdul Rasheed, responsable sanitario del distrito de Mastung. Un alto mando de la policía, Mohammad Nawaz, estaba entre los muertos, dijo Ullah. Los agentes dijeron que sospechan que el atentado fue perpetrado por un terrorista suicida.

El atentado del viernes se produjo días después que las autoridades pidieran a la policía que se mantuviera en alerta máxima, alegando que grupos milicianos podrían atentar contra las concentraciones del Mawlid an-Nabi.

La embajada de Estados Unidos en Islamabad publicó una condena del atentado en X, antes conocido como Twitter.

“El pueblo pakistaní merece reunirse y celebrar su fe sin temor a ataques terroristas”, sostivo, expresando sus condolencias a las familias y prometiendo su apoyo a Pakistán.

El presidente iraní Ebrahim Raisi, afirmó que tales atentados “demuestran que los terroristas no tienen otro objetivo que crear división entre los musulmanes”, según una declaración recogida por la televisión estatal.

___

Los periodistas de The Associated Press Riaz Khan en Peshawar, Pakistán, y Munir Ahmed en Islamabad contribuyeron a este despacho.

Tags

Lo Último


Te recomendamos