Noticias

Casa Blanca desarrollará estrategia contra islamofobia pero musulmanes en EEUU están escépticos

WASHINGTON (AP) — El gobierno del presidente Joe Biden se prepara para dar a conocer que desarrollará una estrategia nacional para combatir la islamofobia, según personas al tanto del asunto, mientras Washington enfrenta escepticismo de gran parte de la comunidad musulmana estadounidense por su firme apoyo a la ofensiva militar de Israel en contra de Hamás en Gaza.

En un principio se tenía previsto el anuncio de la Casa Blanca durante la semana en la que Biden se reunió con líderes musulmanes, pero se aplazó, informaron tres de las fuentes. Dos de ellas agregaron que el retraso fue en parte debido a las preocupaciones de la comunidad musulmana estadounidense de que el gobierno no tenga credibilidad en este tema debido a su firme apoyo a las fuerzas armadas de Israel, cuyos ataques contra extremistas de Hamás también han cobrado la vida de miles de civiles en Gaza. Las personas hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizadas a discutir públicamente los planes de la Casa Blanca.

El lanzamiento de la estrategia contra la islamofobia era esperado desde hace meses, después de que el gobierno dio a conocer en mayo pasado una estrategia para combatir el antisemitismo que también incluyó una pequeña referencia sobre combatir el rechazo a los musulmanes. Se tiene previsto que la estrategia tome meses en formalizarse, luego de un proceso similar al del plan para combatir el antisemitismo que involucró a múltiples agencias del gobierno.

Los incidentes de antisemitismo e islamofobia se han disparado en Estados Unidos y el extranjero desde el sorpresivo ataque del 7 de octubre por parte de extremistas de Hamás contra Israel en el que murieron más de 1.400 personas y más de 200 fueron tomadas como rehenes, así como la subsecuente respuesta de Israel en Gaza, donde ha prometido utilizar su poderío para “destruir” a Hamás. Uno de los incidentes más notables fue el asesinato de Wadea Al-Fayoume, de 6 años, en un ataque en el que su madre resultó herida y que, según la fiscalía, fue motivado por la islamofobia.

“No hay lugar en Estados Unidos para este horrendo acto de odio y va en contra de nuestros valores fundamentales: No tener miedo por la manera en que oramos, en lo que creemos o quienes somos”, dijo Biden después del ataque.

La comunidad musulmana estadounidense coincidía en términos generales en la necesidad de contar con una estrategia nacional para combatir la islamofobia, según una cuarta persona al tanto del asunto, quien añadió que la guerra entre Israel y Hamás complicó todavía más el momento del anuncio de la Casa Blanca. Dicha persona, quien no estaba autorizada a dar declaraciones públicas, dijo que el gobierno federal quiere mantener separados los dos temas, mientras que algunos importantes grupos musulmanes estadounidenses consideran que están interconectados.

Funcionarios del gobierno federal indicaron la semana pasada durante una reunión con un pequeño grupo de líderes religiosos que las cosas estaban “avanzando” en cuanto a la estrategia contra la islamofobia, dijo Rami Nashashibi, fundador de Inner City Muslim Action Network en Chicago y participante en el encuentro. Los funcionarios indicaron que se reunirían con miembros adicionales de la comunidad en los próximos días y semanas.

Nashashibi dijo que creía que estas propuestas “no tendrían posibilidad” con la comunidad musulmana hasta que el presidente y funcionarios del gobierno condenen a los miembros del gobierno derechista del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quienes han hecho un llamado público a la erradicación de los palestinos en Gaza y hasta que Washington censure de manera más agresiva los crímenes de odio en contra de musulmanes y árabes estadounidenses.

Nashibi y otros dirigentes también quieren que el presidente se disculpe, o que al menos aclare públicamente, sus comentarios públicos en los que dijo que “no confiaba” en el saldo de palestinos muertos durante los ataques israelíes, debido a que los datos provienen del Ministerio de Salud de Gaza, el cual es gestionado por Hamás.

Naciones Unidas y otras instituciones y expertos internacionales, así como autoridades palestinas en Cisjordania que son rivales de Hamás, aseguran que el ministerio de Gaza ha realizado desde hace tiempo un esfuerzo de buena fe para contabilizar a las víctimas bajo las condiciones más difíciles. En guerras previa,s los conteos de la agencia coinciden con los análisis de la ONU, investigaciones independientes e incluso con el saldo de autoridades israelíes.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, declaró el martes que el gobierno de Biden “no acepta la palabra del Ministerio de Salud”, pero reconoció que han habido “varios miles de civiles muertos en Gaza” durante el conflicto.

Nashashibi también señaló que la estrategia de la Casa Blanca podría fracasar en un momento en que muchos miembros de la comunidad sienten que defender la autodeterminación palestina es comparado injustamente con aquellos que promueven el antisemitismo y apoyan a los extremistas.

“Esa mezcla contribuye en buena medida a un ambiente en el que podríamos ver incluso más resultados letales y más ataques”, dijo Nashashibi. “La Casa Blanca no tiene la credibilidad para presentar una estrategia contra la islamofobia en este momento sin abordar públicamente los puntos que planteamos específicamente con el presidente durante nuestra reunión”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos