Noticias

Director busca “espiritualidad japonesa” en nuevo filme de Godzilla

TOKIO (AP) — Godzilla, el monstruo de pesadilla nacido de las armas nucleares que arroja radiación, ha causado destrucción en muchas películas, incluidas varias versiones de Hollywood.

Takashi Yamazaki, el director detrás de la más reciente película de Godzilla, que se estrenará en cines de Estados Unidos y México el 1 de diciembre, estaba decidido a resaltar lo que él cree que es la espiritualidad esencialmente japonesa que caracteriza a la original de 1954.

En ese clásico, dirigido por Ishiro Honda, un hombre sudaba dentro de un traje de goma y pisoteaba miniaturas de paisajes urbanos para contar la historia de una criatura prehistórica que cobró vida por error gracias a la radiación de las pruebas nucleares en el Pacífico. El monstruo de la nueva “Godzilla Minus One” está hecho completamente de gráficos por computadora.

Recomendados

“Me encanta el Godzilla original y sentí que debía permanecer fiel a ese espíritu, abordando los temas de la guerra y las armas nucleares”, dijo Yamazaki, quien también escribió el guion y supervisó los efectos especiales computarizados.

“Existe un concepto en Japón llamado ‘tatarigami’. Hay dioses buenos y dioses malos. Godzilla es mitad monstruo, pero también mitad dios”.

Recientemente, el mundo se ha visto sumido en un período de incertidumbre, con la guerra en Ucrania y la pandemia de coronavirus. Era un estado de ánimo que encajaba con su Godzilla sobrenatural “muy japonés”, dijo Yamazaki en el Festival Internacional de Cine de Tokio, donde “Godzilla Minus One” es la película de clausura. El filme se estrenó en cines japoneses el viernes.

“Hay que calmarlo” en vez de intentar matarlo, dijo a The Associated Press sobre Godzilla.

Ambientada justo después de la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial, la versión de Yamazaki es anterior a la original y retrata una nación tan devastada por la guerra que se queda sin nada, y mucho menos armas para luchar contra Godzilla.

Y así, su llegada devuelve todo a territorio negativo, o menos uno.

Ryunosuke Kamiki interpreta al héroe, un soldado que sobrevive a la guerra y pierde a su familia, sólo para terminar enfrentándose a Godzilla.

La representación finamente detallada del monstruo es obra del equipo de efectos especiales digitales Shirogumi, con sede en Tokio, que incluye a Yamazaki. Un Godzilla de apariencia espantosamente realista se estrella contra multitudes que huyen y gritan, su cola gigante barre los edificios en un instante, su piel escarpada brilla como brasas ardientes y su gruñido llega directamente a tu cara.

Algunos aficionados a Godzilla sienten que Hollywood a veces ha retratado incorrectamente a “Gojira”, como se la conoce en Japón, como un desastre natural inevitablemente fatalista, cuando el ángulo nuclear es clave.

Yamazaki, un hombre amigable y risueño, enfatizó que le encantan los efectos especiales de las películas de Hollywood y agregó que es un gran admirador de la película de Godzilla de 2014 del director Gareth Edwards.

Eso ayudó a inspirar el último Godzilla japonés, “Shin Godzilla” de 2016, dirigido por Hideaki Anno y Shinji Higuchi. Los estudios Toho no habían hecho una película de Godzilla desde 2004.

Yamazaki, que ha trabajado con el famoso autor Juzo Itami, ganó el equivalente japonés de un Oscar por “Always san-chôme no yûhi” (“Always - Sunset on Third Street”), un conmovedor drama familiar ambientado en la década de 1950, y “Eien no 0” (“El eterno zero”), sobre pilotos de combate japoneses.

Está listo para hacer otra película de Godzilla. Pero lo que realmente le gustaría hacer es una película de “Star Wars”.

Su interés por el cine surgió cuando era niño gracias a “Close Encounters of the Third Kind” (“Encuentros cercanos del tercer tipo”) de Steven Spielberg. Estaba tan cautivado con la película que no podía dejar de hablar de ella, recordó, siguiendo a su madre durante horas, incluso mientras ella preparaba la cena.

“Star Wars”, la franquicia creada por George Lucas y otra favorita de la ciencia ficción, evoca tantos temas asiáticos que lo convierten en el director perfecto para una secuela, dijo Yamazaki.

“Estoy seguro de que puedo crear una ‘Star Wars’ muy especial y única”, dijo.

___

Siga a Yuri Kageyama en: https://twitter.com/yurikageyama

Tags

Lo Último


Te recomendamos