Noticias

Exasistente de Robert De Niro dice que su comportamiento era “espeluznante”

NUEVA YORK (AP) — La exasistente ejecutiva principal de Robert De Niro dijo que le pareció “espeluznante” cuando el actor insistió en que le rascara la espalda, un ejemplo de comportamiento que calificó de controlador y abusivo antes de renunciar a su trabajo en 2019, testificó en un juicio civil en Nueva York.

En un día completo de testimonio, Graham Chase Robinson se vio conmovida varias veces el viernes al afirmar que el trauma que soportó antes de dejar de trabajar para De Niro en 2019, después de 11 años, la dejó desempleada y deprimida.

“Estaba sufriendo un colapso emocional y mental. No estaba comiendo. No estaba durmiendo. No pude correr. Me sentía abrumada”, dijo al jurado en un tribunal federal de Manhattan. “Sentí que había tocado fondo”.

Dijo que sufre de ansiedad y depresión y que no ha trabajado en cuatro años a pesar de haber solicitado 638 empleos.

“No tengo una vida social”, dijo. “Estoy muy humillada y avergonzada y me siento muy juzgada. Me siento muy dañada en cierto modo. ... Perdí la vida. Perdí mi carrera. Perdí mi independencia financiera. Lo perdí todo.”

Robinson, de 41 años, busca 12 millones de dólares en daños y perjuicios a De Niro, de 80 años, por discriminación de género y represalias. De Niro ha pedido a un jurado que le conceda 6 millones de dólares por incumplimiento de lealtad y deber fiduciario.

Robinson dijo que rascar la espalda había ocurrido varias veces a lo largo de los años hasta que ella ofreció una leve protesta una vez, sugiriendo a De Niro que había un dispositivo que podía usar en su lugar.

“Me gusta la forma en que lo haces”, le respondió De Niro, según declaró.

Ella describió el comentario como “espeluznante” y “repugnante”.

Durante un testimonio a principios de semana, De Niro se burló de la afirmación de rascarse la espalda y otras declaraciones, diciendo que siempre trató a Robinson adecuadamente y nunca con “una falta de respeto o lascivia”.

También afirmó que nunca le gritó justo antes de hacerlo en el tribunal, cuando exclamó: ”¡Qué vergüenza, Chase Robinson!”. Rápidamente se disculpó por el exabrupto.

Robinson dijo que parte de sus deberes que requerían que estuviera disponible las 24 horas del día, ayudar a De Niro a navegar una vida amorosa complicada que en un momento involucraba a una esposa, una exnovia y una nueva novia que él no quería que el mundo conociera todavía.

Robinson retrató a De Niro en su testimonio como sexista con su lenguaje hacia las empleadas y discriminatorio en la forma en que les pagaba.

Su testimonio fue socavado en el contrainterrogatorio cuando un abogado de De Niro la confrontó con el hecho de que la empleada mejor pagada del actor era una mujer y que un hombre que trabajaba para una de las compañías de De Niro, Canal Productions, al igual que Robinson, recibía menos de un tercio del salario de 300.000 dólares que obtuvo antes de renunciar.

Robinson testificó sobre varias instancias en las que afirmó que De Niro, quien ha sido galardonado con dos premios Oscar en una carrera de cinco décadas que incluye películas como “Raging Bull” (“Toro salvaje”), “The Deer Hunter” (“El cazador”) y la nueva película de Martin Scorsese “Killers of the Flower Moon” (“Los asesinos de la luna”), estalló enojado con ella, a veces usando malas palabras.

Alrededor de la Navidad de 2017, dijo Robinson, un De Niro ebrio la llamó molesto de noche porque no pudo encontrar algunos regalos que le habían enviado desde la oficina para las vacaciones.

“Estaba gritando porque no podía encontrar algunos de los regalos”, dijo Robinson. “Estaba maldiciendo a diestra y siniestra”.

Luego la insultó y colgó, dijo.

Robinson declaró que le parecía “increíblemente doloroso... especialmente cuando simplemente intentas hacer tu trabajo”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos