Noticias

Israel aísla la parte norte de Gaza mientras cifra de palestinos muertos aumenta a más de 10.000

JAN YUNIS, Franja de Gaza (AP) — El ejército israelí aisló el norte de Gaza del resto del asediado territorio palestino y lo bombardeó el lunes, en lo que se presume es la preparación para combates terrestres con militantes de Hamás en la ciudad más grande de Gaza y para lo que podría ser una fase aún más sangrienta de la guerra.

El saldo de palestinos muertos ya supera los 10.000, informó el lunes el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, la cual es gobernada por Hamás. La agencia no hace una distinción entre combatientes y civiles. Unos 1.400 israelíes han muerto, la mayoría durante el ataque de Hamás del 7 de octubre que desató la guerra.

El actual conflicto es ya el más mortífero entre israelíes y palestinos desde la creación del Estado de Israel hace 75 años. Y no hay fin a la vista, ya que Israel jura que sacará del poder al Hamás y que aplastará sus capacidades militares.

Lo más probable es que el número de víctimas aumente considerablemente a medida que la guerra entre en una fase de combates urbanos. Se tiene previsto que los soldados ingresen pronto a Ciudad de Gaza, según medios israelíes, y que los combatientes palestinos — que se han preparado durante años — peleen calle a calle, lanzando emboscadas desde una amplia red de túneles.

“Estamos estrechando el cerco”, declaró el teniente coronel Richard Hecht, vocero militar israelí. “Los tenemos rodeados y hemos separado los bastiones de Hamás en el norte”.

BOMBARDEOS EN EL NORTE DE GAZA

Se cree que varios cientos de miles de personas continúan en el norte de Gaza, donde se llevará a cabo la ofensiva terrestre israelí. El ejército de Israel afirmó que mantiene abierto un corredor para que los residentes de Ciudad de Gaza y zonas aledañas puedan huir hacia el sur. Pero muchos de los habitantes tienen miedo de usar esa ruta, en parte debido a que está bajo control de los soldados israelíes.

Los bombardeos de los últimos días han impactado instalaciones de la ONU en donde se resguardan miles de personas, así como hospitales que se cree que están abrumados por la cantidad de heridos y con una grave escasez de energía y suministros.

Un ataque a primeras horas del lunes impactó el techo del Hospital Shifa, en Ciudad de Gaza, matando a varias personas desplazadas que se resguardaban en el piso superior y destruyendo paneles solares, informó Mohamed Zaqout, gerente general de la red de hospitales de Gaza. Los paneles habían ayudado a mantener el suministro eléctrico del lugar, el cual quedó reducido a un generador debido a la falta de combustible.

El bombardeo se produjo como parte de lo que testigos aseguraron fue una de las noches con los bombardeos más intensos hasta el momento en el norte de Gaza. Israel informó que atacó 450 objetivos durante la noche y que mató a varios comandantes de Hamás. Israel culpa a Hamás de los fallecimientos de civiles, porque según dice sus combatientes operan en vecindarios residenciales.

La ofensiva nocturna destruyó residencias y dejó enterrado a un número indeterminado de personas bajo los escombros en el campamento de refugiados Shati, un distrito densamente poblado aledaño a Ciudad de Gaza, informaron el lunes algunos de los palestinos que huyeron hacia el sur.

Ghassan Abu Sitta, cirujano del Hospital Shifa, dijo a The Associated Press que los edificios del complejo se estremecieron durante toda la noche a causa de los bombardeos “y empezamos a recibir cuerpos y heridos. Fue horrendo”.

Las fuerzas armadas israelíes difundieron videos en los que, según dice, se ve a sus soldados descubriendo lanzacohetes de Hamás ubicados en un centro juvenil y cerca de una mezquita en el norte de Gaza. No reveló las ubicaciones precisas en las que se grabaron los videos, y las imágenes no incluyen ningún paisaje visible, por lo que The Associated Press no pudo confirmar los videos de forma independiente.

Alrededor del 70% de los 2,3 millones de habitantes de Gaza han abandonado sus hogares desde el inicio de la guerra. Los alimentos, medicamentos, agua y combustible se agotan debido a que Israel ha cortado los suministros, y las escuelas de Naciones Unidas que fueron adaptadas como albergues están rebasadas en su capacidad. Muchas personas duermen en las calles, fuera de las instalaciones.

Durante la noche se registraron cortes en los servicios de telefonía e internet, el tercer apagón a lo largo de todo el territorio en casi un mes de conflicto. El servicio se restauró gradualmente el lunes.

SIN SEÑALES DE AVANCE PARA IMPLEMENTACIÓN DE PAUSA HUMANITARIA

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sostuvo el lunes una conversación telefónica con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en la que planteó la necesidad de establecer pausas humanitarias, pero no se llegó a ningún acuerdo, informó la Casa Blanca.

Hasta el momento, Israel ha rechazado las exhortaciones de Estados Unidos para implementar una pausa con el fin de facilitar la entrega de ayuda humanitaria y la liberación de algunos de los alrededor de 240 rehenes que capturó Hamás durante su incursión a Israel. Netanyahu también ha desestimado los llamados de las naciones árabes para un cese del fuego más amplio.

Después de varios días de intensas labores diplomáticas en Oriente Medio, el secretario de Estado estadounidense Antony Blinken concluyó el lunes su gira por la región. Dijo que los esfuerzos para garantizar una pausa, negociar la liberación de los rehenes y elaborar planes para Gaza una vez que se derroque al gobierno de Hamás siguen siendo “un trabajo en proceso” y no destacó ningún logro en concreto.

La guerra también ha avivado las tensiones en toda la región. Israel y la milicia libanesa Hezbollah han intercambiado disparos a través de la frontera. En una nueva muestra del creciente descontento, un palestino apuñaló a dos miembros de la Policía Fronteriza de Israel en Jerusalén Oriental antes de ser baleado, según la policía y un reportero de la AP que se encontraba en el lugar. La policía dijo que uno de los agentes, una mujer de 20 años, fue declarada muerta poco después. El atacante también murió.

En el territorio palestino de Cisjordania, ocupado por Israel, las fuerzas armadas israelíes mataron a tiros a cuatro palestinos que se encontraban a bordo de un vehículo en la ciudad de Tulkarm, informó el Ministerio de Salud palestino. El ejército aseguró que dos de los hombres eran milicianos de alto rango.

Israel capturó Jerusalén Oriental, junto con Gaza y Cisjordania, durante la guerra de Oriente Medio de 1967. Los palestinos quieren los tres territorios para el establecimiento de un futuro Estado. Israel se anexó Jerusalén Oriental en una medida que no cuenta con el reconocimiento de buena parte de la comunidad internacional, y considera a toda la ciudad como su capital.

En el norte de Gaza, una aeronave militar de Jordania dejó caer equipo médico para un hospital de campo, informó el rey Abdalá II a primeras horas del lunes. Parece el primer envío de asistencia por esta vía desde el inicio de la guerra, lo que abre la posibilidad de utilizar un nuevo método para la entrega de asistencia además del cruce de Rafah con Egipto.

Desde el 21 de octubre, poco más de 450 camiones con asistencia han podido a ingresar a Gaza desde Egipto. Pero los trabajadores humanitarios afirman que la ayuda es insuficiente dadas las crecientes necesidades.

El cruce de Rafah permaneció cerrado sábado y domingo debido a una disputa entre Israel, Egipto y Hamás. Pero reabrió el lunes y se evacuó a siete pacientes palestinos hacia Egipto, informó el Comité Internacional de la Cruz Roja.

ESCAPE HACIA EL SUR

Alrededor de 800.000 personas han acatado las órdenes del ejército israelí de desalojar el norte de Gaza y desplazarse hacia el sur. Pero los continuos ataques de Israel contra el centro y sur de Gaza — la supuesta zona segura — dejaron decenas de muertos el domingo.

Luego de un nuevo bombardeo el lunes contra el poblado de Jan Yunis, hombres se abrieron paso entre los escombros con las manos y con la ayuda de martillos hidráulicos. Un joven con el rostro cubierto de polvo gritaba mientras era llevado en una camilla. Al menos dos personas murieron, según un reportero de la AP que se encontraba en el lugar.

Horas antes el lunes, los palestinos llevaron a cabo un funeral colectivo para 66 personas cuyos cuerpos fueron colocados sobre el suelo afuera de la morgue de un hospital en el poblado de Deir al Balah. Un hombre con vendajes sobre la cabeza colocó su mano sobre el cadáver de un niño y comenzó a llorar.

El Ministerio de Salud dijo que 10.022 personas han muerto en Gaza a causa de los ataques de Israel, incluidos más de 4.100 niños y 2.600 mujeres. Más de 2.300 personas continúan desaparecidas y se cree que siguen enterradas bajo los escombros de los edificios destruidos, informó la agencia.

El ejército israelí dijo que 30 de sus soldados han fallecido desde que dio inicio a su ofensiva terrestre hace más de una semana. Hamás y otros combatientes han seguido lanzando cohetes hacia Israel, perturbando la vida diaria a pesar de que la mayoría de los proyectiles son interceptados o caen en zonas despobladas. Decenas de miles de israelíes fueron evacuados de las comunidades ubicadas cerca de las fronteras con Gaza y Líbano.

___

Jeffery y Keath informaron desde El Cairo. Los periodistas de Associated Press Wafaa Shurafa, en Deir al Balah, Gaza; Samy Magdy, en El Cairo; Amy Teibel y Sam McNeil, en Jerusalén; y Kareem Chehayeb y Bassem Mroue, en Beirut, contribuyeron a este despacho.

Tags

Lo Último


Te recomendamos