Noticias

Detenido tres veces en una semana un hombre por dos robos con fuerza, hurto y allanamiento de morada en Manacor

Al detenido le constan cerca de 40 detenciones anteriores

PALMA, 20 (EUROPA PRESS)

La Policía Nacional en Manacor ha detenido tres veces en menos de una semana a un hombre, de origen ecuatoriano y de 37 años de edad, como presunto autor de delitos de robo con fuerza, hurto y allanamiento de morada.

Según ha detallado la Policía Nacional este lunes en una nota de prensa, los hechos ocurrieron el pasado 8 de noviembre por la noche, cuando el detenido forzó la puerta de entrada de un establecimiento logrando acceder a su interior, forzó la caja registradora y dañó una impresora y un mueble.

Asimismo, el mismo día el acusado cometió un segundo robo, entrando en el interior de un local tras forzar la puerta de entrada y robando una caja con dinero en su interior. En el segundo establecimiento los agentes pudieron encontrar un cincel en el suelo que el hombre pudo usar para ejercer fuerza y dejó olvidado en su interior.

Tras la investigación pertinente e identificar al autor, los agentes procedieron a la detención del mismo el pasado martes por la mañana.

HURTO PATINETE ELÉCTRICO

A su vez, el día 30 de octubre de madrugada una mujer dejó su patinete eléctrico, valorado en cerca de 800 euros, aparcado en el interior de un local y cuando regresó no lo encontró. Los agentes localizaron el patinete en la puerta de un establecimiento, donde tuvo lugar un robo con fuerza la misma noche, horas más tarde del hurto del mismo.

Los policías lograron identificar al presunto autor del hurto, devolviendo el patinete a su dueña y procediendo a la detención del varón el pasado 13 de noviembre.

HURTO Y ALLANAMIENTO DE MORADA

Por último, la Policía Nacional ha informado que el pasado 8 de noviembre por la mañana, una persona se encontraba realizando unas reparaciones en el interior de una cochera cuando fue sorprendido por un individuo en su interior, que abandonó el lugar a la carrera.

Momentos más tarde, la víctima se percató que le faltaba su teléfono móvil, valorado en 1.200 euros, que no se encontraba en el lugar donde él lo había dejado.

La víctima reconoció al detenido en la vía pública pocos días después de los hechos y lo puso en conocimiento de la Policía, resultando ser el mismo varón que llevó a cabo los hechos anteriores y procediendo a su detención el 10 de noviembre por la mañana.

Tags

Lo Último


Te recomendamos