Noticias

La Generalitat propone sancionar con 700.000 euros a Renfe por las incidencias de Rodalies en mayo

Mantiene abiertos dos expedientes sancionadores más

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

La Generalitat, a través de la Agència Catalana del Consum de la Conselleria de Empresa y Trabajo, ha propuesto este martes sancionar a Renfe con 700.000 euros por las incidencias en el servicio de Rodalies durante el pasado mes de mayo, ha informado en un comunicado.

Consum abrió en mayo un expediente sancionador al operador ferroviario por supuestas infracciones "muy graves" en la gestión de la avería que afectó durante tres semanas a la circulación de los trenes de la R2 sur entre Barcelona y Sant Vicenç de Calders (Tarragona).

Tras la realización de diversas inspecciones, atribuyó a la empresa "prácticas comerciales desleales y falta de atención a las personas usuarias" con multas que podían ir desde los 100.001 hasta el millón de euros, de acuerdo con el régimen sancionador del Código de Consumo.

Consum consideró hechos agravantes la "desconfianza" que provocaron los hechos en los consumidores y la posición prevalente de Renfe como operadora dominante en el sector.

También detectó "deficiencias" en la información a los usuarios en relación con las alteraciones del servicio, horarios y transportes alternativos, como puntos de atención al cliente cerrados y trenes anunciados como directos o con paradas en algunas estaciones que, en la práctica, paraban en todas.

Según la Generalitat, el expediente de Consum se basa en "el marco limitado de actuación que tiene el sector ferroviario", centrado principalmente en aspectos de atención e información a los consumidores.

Asimismo, el organismo mantiene abiertos dos expedientes más, aun en trámite, por las "deficiencias detectadas" en las estaciones del Camp de Tarragona, Reus y l'Aldea-Amposta-Tortosa (Tarragona) en mayo.

INCIDENCIA EN LA R2 SUR

El 1 de mayo, la catenaria de la vía 3 de la estación de Gavà (Barcelona) se rompió hacia las 21.00 horas: el cable cayó sobre una señal del sistema de seguridad y provocó que se quemara todo el enclave y se dañaran los sistemas auxiliares.

El incidente obligó a usar el bloqueo telefónico y a reducir el paso de trenes: primero, con dos convoyes por hora y sentido; desde el 5 de mayo, con tres por hora y sentido.

Adif tardó tres semanas en solucionar la incidencia, y el 22 de mayo se retomó el servicio habitual.

El informe final del incendio --que se dio a conocer en septiembre-- afirmó que la ausencia de una horquilla en una grifa y la vandalización del sistema de tierra que protege las instalaciones causaron el incidente.

Tags

Lo Último


Te recomendamos