Noticias

Estados Canarias lanza al espacio ALISIO-1, su primer satélite que ayudará a detectar y analizar catástrofes naturales

ALISIO-1, el primer satélite propio del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), ha sido lanzado al espacio con éxito este viernes a bordo de un cohete de SpaceX desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea Estadounidense situada en California (EEUU).

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que ha presidido el lanzamiento del primer satélite canario desde las instalaciones del IACTEC, ha valorado el exitoso trabajo que viene realizando el Instituto de Astrofísica de Canarias y ha dicho que "sitúa a Canarias en el universo de la excelencia científica y tecnológica siendo referente en un sector estratégico como es el espacial y el de la astrofísica".

En la sala de seguimiento del lanzamiento, que ha sido habilitada en el edificio IACTEC, en el Parque Tecnológico de Las Mantecas (La Laguna, Tenerife), también han estado presentes la presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, el equipo de IACTEC-Espacio implicado en el proyecto, personal del IAC, medios de comunicación y familiares.

Tras el éxito de las misiones DRAGO-1 y DRAGO-2, IACTEC-Espacio ha dado ahora un "salto cualitativo" poniendo en órbita el primer satélite propio del IAC, señalan desde el centro en una nota.

ALISIO-1 embarca una unidad de la cámara DRAGO-2, el tercer instrumento que el equipo es capaz de poner en órbita con éxito en menos de tres años.

"Es la primera vez que el IAC lidera una misión espacial completa, abarcando todas sus fases y coordinándolas con éxito, desde el diseño y la fabricación hasta el lanzamiento y operación del satélite", señala José Alonso, gestor del proyecto.

Para el desarrollo del satélite, el IAC ha colaborado con la empresa Open Cosmos, encargada del diseño y fabricación de la plataforma satelital y también han participado en la misión Deimos y D-Orbit, responsables de la puesta en órbita.

Este satélite para la observación de la Tierra porta en su interior dos instrumentos.

El primero es la cámara infrarroja DRAGO-2, desarrollada por el IAC, la cual mostró su perfecto rendimiento en su misión de demostración en órbita a principios de este año.

Concretamente se trata de la cámara espacial infrarroja más compacta que existe, en términos de peso, volumen y consumo energético.

El segundo es un módulo de comunicaciones ópticas mediante láser, que permitirá una mayor velocidad de transmisión de los datos a Tierra, así como realizar experimentos de caracterización de la atmósfera sobre los Observatorios de Canarias.

El satélite servirá, entre otras cosas, para detectar y realizar el seguimiento de desastres naturales tanto en Canarias como en cualquier punto del planeta y complementará la labor de otros grandes satélites como Sentinel-2, de la Agencia Espacial Europea (ESA), o Landsat, propiedad de la NASA.

Este instrumento se podrá destinar a distintos fines como la monitorización de incendios, desertificación de cultivos, inundaciones, vertidos de combustibles en océanos y todo tipo de efectos relacionados con el cambio climático.

"Sin duda alguna, ALISIO-1 será un factor clave para la elaboración de planes de prevención y actuación frente a catástrofes naturales como el pasado incendio forestal en Tenerife", señala Carlos Colodro, ingeniero electrónico del equipo.

EL INICIO DE ALGO MÁS

Álex Oscoz, investigador principal del proyecto, explica que "el objetivo final es tener una constelación de satélites que permita hacer una revisita diaria o incluso varias a Canarias" y añade que permitiría dar una "respuesta rápida y eficaz ante incendios y otros desastres naturales que están aumentando su incidencia debido al cambio climático".

"Nuestro siguiente objetivo es el de tener pequeños observatorios espaciales que miren tanto a la Tierra como al propio espacio", apunta Rafael Rebolo, director del IAC.

En esta misión ya está trabajando el equipo de IACTEC-Espacio que tiene en marcha sus dos próximos proyectos: VINIS e IACSAT Astro-1.

VINIS será un nuevo instrumento para la observación de la Tierra que supone un salto en complejidad respecto a su predecesor, DRAGO.

Este instrumento será capaz de observar en múltiples bandas de los rangos visibles, infrarrojo cercano e infrarrojo de onda corta y será capaz de alcanzar una resolución por debajo de los 5 metros por pixel.

IACTEC-Espacio también está desarrollando el primer telescopio espacial del IAC.

Así, IACSAT Astro-1 se utilizará para la confirmación de nuevos exoplanetas de tipo terrestre, lo cual posicionará a la institución como una gran potencia en la búsqueda y estudio de sistemas planetarios más allá del Sistema Solar. Con este instrumento, también se podrá estudiar y monitorear asteroides cercanos a la Tierra.

Tags

Lo Último


Te recomendamos