Noticias

¿Cuál es el verdadero origen de Santa Claus?

La devoción a San Nicolás se propagó por toda Europa durante la Edad Media, y se convirtió en uno de los temas predilectos de los artistas medievales

El santo cristiano de barba blanca, cuyos actos de generosidad inspiraron la figura secular de Santa Claus, es conocido en todo el mundo. La historia sobre el origen de San Nicolás, no tanto.

Las leyendas en torno al jovial San Nicolás, que se celebra el 6 de diciembre en todo el mundo, van más allá de regalar dulces y juguetes a los niños.

También puedes leer: Niña puede descubrir si Santa es real con un simple truco

San Nicolás fue un obispo cristiano del siglo IV en la ciudad de Mira, un puerto del Mediterráneo en lo que actualmente es Turquía.

“Gran parte de lo demás es una leyenda. Realmente no existe mucha evidencia histórica contundente sobre San Nicolás”, manifestó el reverendo Nicholas Ayo, autor de “Saint Nicholas in America: Christmas Holy Day and Holiday”.

Pero la verdadera cuestión no es si las historias son ciertas o no, señaló Ayo, un profesor jubilado de la Universidad de Notre Dame de 89 años de edad y quien recibió su nombre en honor a San Nicolás.

No existe un Santa Claus que aterrice en el tejado, pero sí existe un deseo en el corazón de las personas por recibir un amor incondicional que no dependa de tu comportamiento, sino del hecho de que eres el hijo de alguien”.

La devoción a San Nicolás se propagó por toda Europa durante la Edad Media, y se convirtió en uno de los temas predilectos de los artistas medievales y las obras litúrgicas, según la Enciclopedia Britannica. Es el santo patrono de Grecia y Rusia, de Moscú y Nueva York, así como de las organizaciones benéficas, los niños y los prestamistas.

También es el santo patrono de los marinos

En 1807, marinos italianos llevaron los restos de San Nicolás desde Mira hasta el puerto de Bari, en la costa sureste de Italia. Allí construyeron una iglesia en su honor, la basílica de San Nicola, en donde se cree que se conservan algunas de su reliquias del siglo XI.

El Día de San Nicolás se celebra todos los años el 6 de diciembre, generalmente rellenando las calcetas y los zapatos de los niños con dulces y juguetes. También es una fecha apropiada para el santo patrono de los marinos.

“El día del festín decembrino de San Nicolás coincide con el inicio de la temporada de tormentas invernales en el Mediterráneo”, escribe Ayo.

Las leyendas en torno a la generosidad de San Nicolás aparecen en textos que van desde manuscritos medievales hasta poemas de la era moderna. Entre ellas se incluye cómo intercedió a nombre de prisioneros condenados injustamente y cómo salvó milagrosamente a marinos de las tormentas.

Una de las leyendas más famosas, según Ayo, gira en torno al anciano padre de tres mujeres jóvenes que no tenían los medios para pagar su dote. Se dice que San Nicolás arrojó piezas de oro a la casa del anciano a través de la ventana.

“Nicolás en su máxima expresión”, escribe Ayo. “No se requiere de un milagro, de un oyente crédulo, ni de nivel alguno de superstición. Lo único que se necesita es un corazón generoso dispuesto a entregar sus riquezas de forma desinteresada para que otros puedan conocer un profundo amor en sus vidas”.

La devoción a San Nicolás parece haberse disipado después de la Reforma Protestante del siglo XVI, salvo en Holanda, donde su leyenda permaneció como Sinterklaas. En el siglo XVII, los protestantes holandeses que se asentaron en Nueva York trajeron con ellos esta tradición.

“Los holandeses tenían a San Nicolás en la proa del primer barco que llegó a la bahía de Nueva York”, dijo Ayo. Eventualmente, San Nicolás se transformó en la figura secular de Santa Claus.

Thomas Nast, un artista del tallado en Morristown, Nueva Jersey, que ilustró la portada de la revista Harper’s durante varios años, tuvo un papel clave en la transformación, indicó Ayo.

“Siguió la descripción de Santa Claus o San Nicolás, y el poema ‘Twas the Night before Christmas’ de Clement Clarke Moore”, afirma Ayo. “Así que, así fue como se cambió eso. Pero en Europa, el obispo a veces se aparece en las puertas en su túnica de obispo”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos