Noticias

Ciberdelincuentes aprovechan antigüedad de programas informáticos para atacarlas escuelas

Actualmente, estas instituciones utilizan numerosos equipos y ordenadores para realizar múltiples tareas que cada día son más exigentes en soporte técnico

Ciberdelincuentes cobran casi 400 mil pesos por introducir aplicaciones fraudulentas en internet
Ciberdelincuentes aprovechan antigüedad de programas informáticos para atacarlas escuelas (Especial)

Las universidades se han consolidado como los centros educativos más propensos a identificar ciberataques durante el último año, ya que “a menudo están mal protegidas”, debido al uso de sistemas informáticos antiguos y por la falta de recursos humanos y financieros, entre otros aspectos.

PUBLICIDAD

Dentro de los grandes avances que ha alcanzado la tecnología en los últimos años, como puede ser la hiperconectividad o las diversas utilidades de la Inteligencia Artificial, las instituciones educativas han trabajado continuamente para adaptarse a las nuevas oportunidades tecnológicas, algo que también ha ocasionado ciertos riesgos.

Te recomendamos: Google Drive ofrece recuperación de archivos tras un error que los borraba automáticamente

Actualmente, estas instituciones utilizan numerosos equipos y ordenadores para realizar múltiples tareas.

Recomendados

Asimismo, disponen de complejas redes para llevar a cabo un gran volumen gestiones, ya sea para tramitar las admisiones de los alumnos, como para administrar investigaciones de distintos laboratorios vinculados a las universidades.

Tal y como detalló la compañía de ciberseguridad Thetris en un comunicado, los sistemas de información de los centros educativos son “abiertos, complejos y heterogéneos”, además de que albergan una gran cantidad de información relevante, incluidos los datos del personal docente, de los alumnos actuales y antiguos y del personal administrativo.

Es decir, las universidades almacenan datos personales y confidenciales, como, por ejemplo, las calificaciones de los alumnos, las direcciones de domicilio, los números de teléfono, las declaraciones de la renta o las becas y datos bancarios, entre otros detalles.

Por todo ello, se han convertido en uno de los objetivos “de más alto valor” para los ciberdelincuentes. Tanto es así que, según un estudio ofrecido por el Gobierno de Reino Unido sobre violaciones de seguridad cibernética en instituciones educativas, realizado a lo largo de este año 2023, el 85% de las universidades encuestadas han identificado ataques maliciosos en los últimos 12 meses, siendo los centros educativos más afectados por este tipo de infracciones.

Igualmente, el 82% de los colegios de educación superior también han identificado algún tipo de ciberataque durante el mismo periodo.

Los expertos en ciberseguridad de Thetris han señalado que, algunos de los principales riesgos a los que se enfrentan estos centros educativos son el ‘phishing’, las suplantaciones de identidad, los ‘malwares’ que introducen virus en los sistemas o los ataques de denegación de servicios (DDoS).

Sistemas antiguos y falta de recursos

Asimismo, los expertos en ciberseguridad también han puntualizado que algunos de los sectores de las universidades que más peligro corren a la hora de sufrir estos ciberataques.

A menudo están mal protegidas, ya que disponen de sistemas antiguos que contienen vulnerabilidades ya conocidas por los actores maliciosos, y que, por tanto, saben cómo acceder a los datos personales e, incluso, modificarlos

—  manifestó el Country Manager de Thetris en España, Pedro Morcillo

Asimismo, Morcillo también ha advertido que uno de los principales problemas a los que se enfrentan estos centros, es a la “falta de recursos humanos y financieros” suficientes como para proteger sus estructuras. Esto los convierte en “objetivos privilegiados de actores malintencionados”, sentenció.

Tags

Lo Último