Noticias

Mascherano se redime con Argentina tras dolorosos traspiés del pasado

BUENOS AIRES (AP) — La historia de Javier Mascherano con la Argentina fue la de un amor no correspondido... hasta el Preolímpico de Venezuela.

Como jugador, escolta del astro Lionel Messi con más presencias, perdió cinco finales con la Albiceleste, una de ellas la del Mundial 2014, y como entrenador de combinados juveniles de su país parecía seguir el mismo derrotero.

Hasta que un cabezazo del delantero Luciano Gondou a los 78 minutos le dio la victoria a la Argentina 1-0 ante su clásico rival Brasil el domingo en el cierre Preolímpico Sudamericano y se aseguró un boleto a París 2024.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) confirmó el lunes que el excapitán de la Albiceleste dirigirá al equipo en los Juegos Olímpicos.

“Mi relación con la selección siempre fue muy controvertida y seguirá siendo así, pero lo importante es aceptar las críticas para crecer”, declaró el entrenador tras el triunfo ante Brasil, que le dedicó a su familia porque “son los que tienen que soportar muchas veces todos estos malos tragos que uno tiene cuando decidió el camino de entrenar”.

Como mediocentro, Mascherano tuvo un debut precoz en Argentina a los 19 años, cuando todavía no había jugado como profesional en River Plate, donde se formó.

Apodado el “Jefecito” por su voz de mando, fue titular en las cinco finales frustradas entre Copa América (2004, 2007, 2015 y 2016) y la del Mundial, derrotas que le valieron la antipatía de la afición y de gran parte de la prensa especializada. En 2018 se despidió de la selección tras 147 partidos, récord sólo superado por Messi (180).

Las únicas alegrías de Mascherano como jugador en la Albiceleste fueron olímpicas: las medallas de oro en Atenas 2004 y Beijing 2008.

El ex de Liverpool y Barcelona, entre otros, tomó el mando de la selección Sub20 de su país en 2022.

El comienzo tampoco fue alentador. Mascherano quedó fuera del hexagonal final del torneo sudamericano clasificatorio para el Mundial de la categoría que debía disputarse en Indonesia. Como la sede finalmente se mudó a la Argentina, los anfitriones se ganaron el derecho de participar, pero no superaron los octavos de final.

Con el respaldo público de Messi y del entrenador de la mayor, Lionel Scaloni, Mascherano permaneció en el cargo a pesar de las críticas.

“Capaz que quienes me critican tienen suerte y me queda solo un partido”, desafío Mascherano tras el empate 3-3 contra Paraguay en el Preolímpico, resultado que dejó a su equipo con la obligación de vencer nada menos que a Brasil en el último duelo.

Tras lograr la clasificación olímpica, la AFA anunció que Masherano dirigirá a la Argentina en París, torneo en el que podrá convocar a tres jugadores mayores de 23 años. ¿Uno de ellos será su amigo Messi?

“Argentina es olímpica, vamos una vez más por la tercera”, dijo la AFA en un video publicado el lunes en sus redes sociales, en un juego de palabras por la obtención del Mundial de los mayores en 2022. “Vamos por mucho más, che”, en alusión a Mascherano.

Tags

Lo Último


Te recomendamos