Noticias

A los 79, Rod Stewart no quiere bajar el ritmo

NUEVA YORK (AP) — Sir Rod Stewart no se detendrá. A sus 79 años, continúa a tope con un año ajetreado que incluye su espectáculo número 200 en su residencia de Las Vegas, una gira mundial y un nuevo álbum de swing.

“Swing Fever” es una colaboración con Rhythm & Blues Orchestra, la agrupación del presentador de programas de entrevistas y músico Jools Holland, que incluye algunas melodías atemporales de la era de las Big Bands, como “Pennies From Heaven”, “Lullaby of Broadway” y “Sentimental Journey”.

Stewart, que no es ajeno al cancionero estadounidense, tenía una petición para Holland: “No voy a hacer ninguna canción lenta”, dijo Stewart. “Quiero una canción animada y alegre, lo que necesitamos en estos tiempos sombríos en los que vivimos”.

Recomendados

Stewart expresó su gratitud por interpretar canciones creadas en una época en la que ser compositor era un trabajo específico, antes de que las bandas escribieran sus propias canciones.

Holland, quien comenzó su carrera con la banda Squeeze de la década de 1980, bromeó sobre cómo cambió el paradigma.

“Creo que los Beatles tuvieron la culpa. Creo que todo el mundo creyó que podía escribir sus propias canciones después de eso”, dijo Holland.

Stewart, quien ha escrito sus propios éxitos, estaba feliz de concentrarse en el canto.

El músico estuvo recientemente en Nueva York, y antes de dirigirse a una taberna del centro de la ciudad para ver a su amado equipo de fútbol Celtic enfrentarse a su rival Hibernian, se tomó un tiempo para conversar con The Associated Press sobre hacer música, mantener su salud y si ve un retiro en su futuro.

AP: ¿Cuál fue el atractivo de volver a estas canciones?

STEWART: Te hacen dar golpecitos con los pies. Te hacen sonreír. Los dos (Stewart y Holland) fuimos educados con esta música. Hice “The Great American Songbook”, así que para mí fue una progresión natural. Y una cosa que le dije a Jools fue, no voy a hacer ninguna canción lenta, quiero que todo sea optimista, feliz (aplaude), lo que necesitamos en estos tiempos sombríos en los que vivimos.

AP: ¿Cómo fue hacer este disco?

STEWART: Me encanta todo el proceso de hacer shows en vivo. Me encanta grabar. Me encantó cuando armamos este álbum. Fue una gran alegría. No tuvimos discusiones ni peleas ni nada por el estilo. Fue puro placer y creo que eso se nota cuando lo escuchas. Todo fue grabado en vivo en el estudio de Jools, que no es un estudio grande. Teníamos 18 personas apiñadas allí, así que todos los solos se tocaron en vivo.

AP: ¿Fue liberador interpretar canciones de una época en la que los compositores eran una entidad independiente?

STEWART: Siempre me ha parecido un poco agonizante componer canciones, de verdad. Es como volver a la escuela. De hecho, cuando estaba en Faces, solían encerrarme en una habitación de hotel con una botella de vino y decirme: “No vas a salir hasta que esté terminado”. Porque yo era conocido. Quería salir y disfrutar solo. No quería sentarme en una habitación y escribir letras y siempre ha sido un poco como sacarme los dientes. La alegría de este álbum, obviamente, es que no escribí ninguna de las canciones, tenía una ambición ardiente de cantarlas y elegí al tipo correcto.

AP: A lo largo de los años, has conseguido una gran audiencia femenina, ¿cuándo te diste cuenta de que eso estaba sucediendo?

STEWART: Probablemente justo después de “Maggie May”, creo. No, con Faces, sin duda porque era una banda guapa, Faces. No creía que ninguno de nosotros fuera guapo, honestamente. Todavía no lo creo. Pero teníamos un atractivo mágico para las mujeres. Fue muy divertido. Deberías haber estado allí. (Risas)

AP: ¿Tras el susto de salud que pasaste hace algunos años cambió algo?

STEWART: Es parte de envejecer. Dedico mis oraciones en este momento a nuestro rey, que padece algún tipo de cáncer. Pero me hice una promesa a mí mismo desde que era muy joven. Siempre he jugado al fútbol, y lo sigo haciendo. También juego con mis hijos. Me mantengo muy en forma. Hago un poco de ejercicio. Estoy loco por la nutrición, por cuidar mi peso y todo. Así que trabajo en ello, y creo que eso ayuda mucho. Y ser diligente. Ya sabes, los hombres son conocidos por no querer ir al médico. Deberían.

AP: Eso suena pragmático. ¿Te preocupa mantenerte saludable?

STEWART: No estoy obsesionado con eso. Es decir, ninguno de nosotros quiere morir. Piensas en eso a medida que envejeces, pero no de una manera morbosa. No tengo miedo de morir, pero me estoy divirtiendo mucho. Me siento absolutamente privilegiado de estar haciendo lo que estoy haciendo.

AP: Hace unos años se habló de un disco de country. ¿Hay algo de verdad en eso?

STEWART: Planeo hacerlo. De hecho, ya lo empezamos. Empezamos a hacer un álbum de country. Y me fui e hice otro álbum en solitario, pero sí, está en proceso. A la compañía discográfica le gustaría que lo hiciera. No me presionan para que lo haga. Ya sabes, llegará un momento.

AP: ¿Por qué te gusta esa música?

STEWART: Una vez más, es con lo que crecí. Ya sabes, no tanto música country, sino música folclórica. Gente como Woody Guthrie y Ramblin’ Jack Elliott y Bob Dylan. Por supuesto, me encantaban todas esas cosas. Es eso. Por eso aprendí a tocar la guitarra, porque quería cantar las canciones.

AP: ¿Hay un final a la vista, ves un punto en el que te retirarías?

STEWART: La verdad es que no. Supongo, quiero decir que no me correspondería a mí juzgar, pero me imagino que, si la gente deja de comprar entradas para conciertos y ya no compra discos, tal vez sea una señal. No sé. La palabra jubilación no está en mi vocabulario en este momento porque me estoy divirtiendo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos