Noticias

Mujer del Estado Islámico pierde apelación para mantener ciudadanía británica

LONDRES (AP) — Una mujer que viajó a Siria cuando era adolescente para unirse al grupo extremista Estado Islámico perdió el viernes su apelación contra la decisión del gobierno de Reino Unido de revocarle la ciudadanía.

Shamima Begum, hoy de 24 años, tenía 15 cuando ella y otras dos menores huyeron de Londres en febrero de 2015 para casarse con combatientes del Estado Islámico en Siria en un momento en que el programa de reclutamiento por internet del grupo atraía a muchos jóvenes impresionables a su autoproclamado califato. Begum se casó con un miliciano holandés y tuvo tres hijos, todos los cuales murieron.

Las autoridades de Reino Unido le retiraron la ciudadanía poco después que apareció en un campo de refugiados sirios en 2019, donde ha estado desde entonces. El año pasado, Begum perdió su apelación contra la decisión ante la Comisión Especial de Apelaciones de Inmigración, un tribunal que atiende impugnaciones de decisiones para retirar la ciudadanía británica a alguien por motivos de seguridad nacional.

Recomendados

Sus abogados presentaron un nuevo intento de revocar esa decisión ante el Tribunal de Apelación, al que el Ministerio del Interior del Reino Unido se opuso.

Los tres jueces desestimaron su caso.

Al transmitir el fallo, la presidenta del Tribunal Supremo, Sue Carr, dijo que no era trabajo de la corte decidir si la decisión de despojar a Begum de su ciudadanía británica fue “dura” o si ella fue la “autora de su propia desgracia”.

Señaló que la única tarea del tribunal era evaluar si la decisión de despojar a Begum de su ciudadanía era ilegal.

“Como no fue así, se desestima el recurso de la señora Begum”, añadió la jueza.

“Creo que lo único que podemos decir con certeza es que vamos a seguir luchando”, dijo Daniel Furner, abogado de Begum, frente a las Reales Cortes de Justicia.

El equipo legal de Begum argumentó que la decisión del entonces ministro del Interior, Sajid Javid, la dejó apátrida y que debió ser tratada como una víctima de trata de menores, no como un riesgo para la seguridad.

Tags

Lo Último


Te recomendamos